Publicidad

Huarpe Deportivo > Semifinal

Con explosión y dinámica, Argentina es finalista

Con Julián y Messi imparables y goleadores, la albiceleste superó al subcampeón Croacia por 3-0. El domingo buscará su tercera copa ante el ganador de Francia-Marruecos que juegan el miércoles.

13 de diciembre de 2022

Argentina se divirtió en Doha, fue feliz en el estadio Lusail. Y esa fue la primera virtud de la selección nacional que la llevó a ser finalista en Qatar. Sonreír, gozar y festejar fue el coctel ideal para que en cancha todo haya sido perfecto.

Fue dinámica y eso fue letal. Atractiva, explosiva, contundente, veloz y que le imprimió la picardía sudamericana para no dejar jugar a Croacia.

Publicidad

La fiesta albiceleste tuvo su cita en Doha. Allí, la Selección Argentina venció 3-0 a Croacia y se clasificó al partido final, como sucedió en el 2014 (cayó ante Alemania). Dos goles de Julián Álvarez y otro de Lio Messi, de penal, para el enorme triunfo albiceleste con eso dos "locos bajitos" como estrategas.

Precavida. Sin apurarse. Con calma. Así largó Argentina. Habiendo estudiado a la selección que lidera Modric. Por ello el primer cuarto de hora se jugó lejos de los arcos, con mejor intención para los europeos, con mayor control de pelota, buena rotación pero sin profundidad. La Scaloneta, lejos del equipo rápido y con toque por abajo, no utilizó las bandas e hizo de su distribución en la cancha un equipo muy largo, sin conexión entre los volantes y delanteros, y a su vez fácil de bloquear para los croatas.

La primera lectura del partido no terminó cerrando para el DT nacional. ¿Qué hizo? pasados los 20' se adelantó en la cancha. La presión ofensiva empezó a dar frutos, le quitó la pelota al rival y entró en acción De Paul, Fernández y Paredes. Ya instalada en territorio rival, la indicación llegó y Enzo exigió al arquero Livakovic. Esa jugada cambió el trámite del partido. La albiceleste se encontró, se acortaron los espacios, el equipo se hizo más corto y se trasladó rápidamente en el resultado.

Fernández fue punta de lanza. Buscó la pelota y siempre aplicó su panorama para la asistencia perfecta. Su sello. Así, a los 33', tiró magia para la velocidad de Álvarez y el arquero Livakovic le cometió falta. Penal que Messi cambió por gol. Argentina estaba en partido. Acción y reacción para ejecutar otra vez. Fue 5' después con un extremo cambio de ritmo. Julián encaró desde el propio terreno nacional y tras una serie de rebotes definió para el 2-0.

Publicidad

Partido a pedir de Argentina. Sin reacción croata. Demolida de la cabeza y sin señal que les llegará a los pies. Fue cuando el triunfo Argentino empezó a tomar cuerpo. Y es que Zlatko Dalić, el colega de Scaloni en el otro banco, mandó a cancha dos atacantes y un volante ofensivo. Pero se olvidó de crear, de recuperar la pelota y para ponerla en el área del "Dibu". Una apuesta altamente ofensiva buscando el descuento pero sin dominio de pelota. Todo simple para Argentina, que no le cedió terreno, plantó las dos líneas de cuatro, no soltó más a los laterales y se dedicó a cuidar el triunfo.

El temor a que los fantasmas de Países Bajos llegara tocó la puerta de Scaloni. Precavido, hizo el cambio que caracteriza su juego. Lisandro Fernández adentro para armar línea de cinco en defensa y afuera Paredes.

Con una máxima protección atrás, sabiendo que en velocidad y por los espacios que Croacia dejaba podía tener más alternativas, volcó su estrategia en ello y lo dio el tercer tanto. Con otra obra de arte. Nuevamente partiendo de campo propio. Con el lateral de Molina, Messi encaró, dejó en ridículo a Gvardiol, y Julián hizo el resto para el 3-0.

Gol que liquidó el duelo. Croacia se quedó sin resto. Argentina lo reguló y se encaminó el mejor triunfo que consiguió desde que llegó a Qatar. Argentina, la misma que ganó la Copa América el año pasado, ahora va por la Copa del Mundo el próximo domingo.

NOTAS RELACIONADAS
Publicidad
Más Leídas
Publicidad

ÚLTIMAS NOTICIAS