¿Querés recibir notificaciones de alertas?

AHORA

17 C°

Sábado

20 C° / 34 C°

Domingo

20 C° / 29 C°

Provinciales > Está recuperado

Con síntomas, rezando y alejado de la Iglesia: así fueron los días del padre Rómulo Cámpora con Covid

“La pandemia se supera con solidaridad”, dijo. Aprovechó la oportunidad y trató de 'perversos' a los que propician la ley del aborto.

El padre pidió a la sociedad sanjuanina extremar los cuidados. Foto: archivo DIARIO HUARPE.

POR Facundo Merenda SEGUIR
21 de noviembre de 2020

21 de noviembre de 2020

Hace hincapié en la solidaridad. Es más, dice que ese es el remedio para curar la pandemia. Es religioso, pero durante un mes estuvo alejado de la Iglesia porque el Covid-19 lo llevó a un confinamiento estricto. El sanjuanino Rómulo Cámpora tiene 53 años y está de nuevo en actividad tras superar el virus. Actualmente es párroco de Santo Domingo en Iglesia y capellán de la policía en aquel departamento.

A su atuendo típico de monje le sumó, como todos, el barbijo. Sin embargo, su actividad lo llevó a contraer la enfermedad el pasado 19 de octubre. Con el correr del tiempo, logró curarse. Dice que todo se lo debe a Dios, su ‘fiel compañero’ en esta vida.

“Tuve la gracia de Dios, como muchos sanjuaninos, de superar el coronavirus”, dice a DIARIO HUARPE un poco más aliviado.  

Sus días fueron difíciles. Considera que la experiencia fue ‘complicada’. Pasó de un intenso dolor de cabeza a un malestar corporal general que lo llevó directamente a la cama. Solamente se levantaba para recibir la comida que sus amigos le acercaban hasta el jardín de su casa. Ahí usaba barbijo, de lo contrario evitaba hacerlo porque se quedaba sin respiración.

“Me faltó el aire y tuve 15 días más de aislamiento para protegerme”, sostiene.

En este lapso comprobó dos cosas: el respeto de los médicos que se comunicaron por teléfono con él y el apoyo de su grupo de amigos que le acercaban desde alimentos hasta palabras de aliento por mensajes de texto. “Son personas totalmente desinteresadas”, los califica.  

A los síntomas tradicionales se le sumó la dificultad para caminar y la reducción de la visión. Eso no le imposibilitó a rezar, actividad que realiza constantemente, aunque señala que fue distintos. Vio a Dios de otra manera. Él se consideró más que nunca un canal para elevar las oraciones de aquellos sanjuaninos que perdieron un familiar o están batallando contra la enfermedad.

Sabe que la tarea de los médicos y enfermeros no es fácil. Es más la valora mucho. Tanto o igual que los efectivos de la policía. “Muchos arriesgan su vida diariamente para ayudar a personas vulnerables o que están necesitando una mano”, cuenta.

Lejos de tener algunas comorbilidades, asegura que en el 2009 tuvo un antecedente con otra de las pandemias que paralizó al mundo: la Gripe A o H1N1. Si bien los médicos no se lo informaron de manera oficial, el religioso dice que tuvo todos los síntomas característicos.

Esa enfermedad lo llevó a estar en aislamiento más de tres meses. Ni siquiera pisó un peldaño de la escalera de la Catedral, en Capital. Estaba entrenado en esa materia porque asegura que los síntomas eran similares: dolor de cabeza y decaimiento general.

La tarea humanitaria del padre Cámpora en Iglesia. Foto: archivo DIARIO HUARPE.

Evaluando esa situación, sostiene que la sociedad debe acostumbrarse a usar las medidas de prevención recomendada por las autoridades. “Creo que todo lo que tiene que ver con alcohol en gel, barbijo y distanciamiento lo vamos a tener que involucrar en nuestra vida por un buen tiempo. Eso ayuda mucho”, expresa.

El uso del barbijo

Dice que el tapaboca forma parte de su atuendo. Sin embargo, destaca que esa barrera de protección le impide respirar un poco.

“Soy una persona que no puede estar en espacios cerrados o muy calefaccionados. Me pone muy molesto tanto es así que me trajo dificultades a la hora de respirar”, indica.

Sostiene que cuando estuvo en aislamiento no lo utilizó, pero si le acercaba alguien a su casa para llevarle comida lo primero que hacía era mantener el distanciamiento y usar su tapaboca.

Mensaje a los sanjuaninos

Ponerse la mano en el corazón. Esa es la premisa que aconseja Rómulo para los sanjuaninos.  “Ningún sanjuanino está exceptuado de tener Covid-19”, explica. En ese orden, comenta que es fundamental la empatía y el acompañamiento.

“Lo que a otro le hago se lo hago a Dios. Si quito la mirada o me alejo de alguien que tiene la enfermedad pensemos que estamos discriminando. El secreto para superar la pandemia es la solidaridad”, sostiene.

Asegura que lo importante de este proceso es ‘mirarse con respeto’. Estima que luego de que pase todo esto, habrá un cambio para bien en la gente.

“Quienes atravesaron por este calvario tienen mucho para enseñar y aquellos que no lo hicieron deben seguir cuidándose por ellos y por el prójimo”, indica.

Aborto

De nuevo en su rol, Cámpora cuestionó el proyecto de legalización del aborto que remitió el Gobierno nacional al Congreso para su tratamiento.

“Hay gente perversa que está pensando en una ley de aborto. Cómo pensar que tienen políticas de salud si matan a un inocente. En el corazón de los argentinos esta ley no hay cabida. La vida es sagrada para uno y para el otro”, concluye.  

Para reportar errores debe estar registrado.

Para Agregar información debe estar registrado.