¿Querés recibir notificaciones de alertas?

AHORA

21 C°

Domingo

14 C° / 26 C°

Lunes

17 C° / 34 C°

El orgullo, en “pro” de la Imbecilidad

Miguel Montoya Jamed

POR Miguel Montoya Jamed SEGUIR
28 de noviembre de 2020

28 de noviembre de 2020

O-ponerse a los Docentes, no es ser de derecha, ni anti populista, ni antiperonista, ni anticomunista, ni republicano, ni democrático, es ser una o un imbécil.

Pudieron reflexionar, construir un análisis, argumentar, criticando la política “que no hacen ellos” … o-ponerse en contra de la Docencia. Esto es menos sacrificio para su escaso ejercicio intelectual y a la vez, mayormente demostrativo del orgullo de quienes y como son.

Hablar en contra de los Docentes, no es ser de derecha, ni anti populista, ni antiperonista, ni anticomunista, ni republicano, ni democrático, es ser una o un imbécil.

“La Palabra está asociada al pensamiento, y una deficiencia en el lenguaje es una deficiencia en el pensamiento”.

“Las formas del pensamiento, están expuestas y consignadas en el lenguaje del Hombre”- a decir de Hegel.

Exponer, públicamente, esas deficiencias desde un ministerio o desde la desocupación de un ministerio. Es una obscenidad. Es una provocación con la ignorancia. Es una exposición perversa de la ignorancia… con una necesidad oculta de contagiarla.

Una ministra o un ex ministro que carga con esa desgracia, deben, al menos, simularla. En sentido contrario a como no simulan sus enriquecimientos varios de los que pasan por la “función pública” …

Aunque la ignorancia, en lo público, por su dificultad para ocultarla o simularla, se vuelve agresiva, irreverente, provocadora, y se expone, en una conversión sonora de los estímulos nerviosos, maltratados, acumulados, de la o de él, que la lleva a cuestas. Algunos de sus amigos, en tono de consolación, le dirá: “no tiene pelos en la lengua” … lo que sería el colmo, con semejante irracionalidad y con pelos en lengua.

En mi pueblo, aun, se dice: “esa o ese, anda mostrando la hilacha” …

Paradójicamente, esa “desgracia” de la ignorancia, la procura el capitalismo fortaleciéndola en los sectores de mayor deterioro económico.

La ignorancia se hace pública en el lenguaje. O sea que la ignorancia tiene una exposición oral.

El individuo se desarrolla en lo público, por lo tanto, la ignorancia muestra la dificultad de desarrollo del individuo.

Y si provoca en lo público, entonces: provoca en el otro.

Dice el filósofo, Alexander Kojeve: … la realidad concreta implica todo lo que es de cualquier manera: tanto el Mundo natural como el Mundo humano o histórico y el Universo del discurso.”

La realidad humana es la única capaz de revelarse a sí misma por el Discurso.

El Pensamiento humano es esencialmente discursivo.

Martin Heidegger, dice: “La Palabra es la morada del ser”

La Docencia –Palabra y Pensamiento- es una actividad primordial (lo mismo que la Medicina) del Sujeto, para el Sujeto.

La Docencia-del mismo modo que la Medicina-no son “Sectores del Trabajo”.

Aun, no los excluyo de la conceptualización del Trabajo, pensado desde la constitución del Sujeto Productivo que conforma el Sujeto Social, si el Trabajar es Producir y  Producir es Crear (dejo esta reflexión que sí incluye a los ”sectores de trabajo”)

En la Docencia incluyo la Sociología.

La Docencia-del mismo modo que la Medicina- no debe ser asimiladas a las demás actividades que hacen a la construcción del Mundo Histórico de los Hombres. La Docencia procura el desarrollo del constructor hablante de ese Mundo Histórico. Los “sectores del trabajo” hacen los artificios que conforman el Mundo Histórico.

El Sujeto constructor de su Mundo Histórico, debe ser un Sujeto- haciéndose- Sujeto del Conocer.

La Docencia hace a la constitución del Sujeto-haciéndose Sujeto, del Sujeto del Sentido.

La Docencia es inherente a la conformación y desarrollo del Sujeto. Es una de las dos actividades primitivas de la construcción del Mundo histórico y hablante de los hombres y mujeres. Porque cada uno de los constructores de los artificios para la Sociabilidad, deben tener salubridad y estar formados-formándose como Sujetos del Conocer. Eso es, en la cotidianeidad: Sujetos críticos, productores de su Subjetividad, constructores de Sentido, Sujetos opuestos al dogma y a la fascinación.

Si la humanidad (Espiritualidad) del Hombre es el centro del pensamiento del Hombre, la Docencia es primitivas en el desarrollo del Sujeto.

Tener de la Docencia, una consideración marginal, periférica, ignorarla en su esencia y en su carácter, es propia del capitalismo. Propia del “sistema de convivencia” en el que estamos. Sistema de convivencia, es: el poder económico, el poder político y el Imaginario Social. Desde el imaginario Social, le aportamos, quienes no somos ninguno de los poderes que nombré.

Hablar mal de la Docencia, oponerse a la Docencia, es propio de estar tomada o tomado por la ignorancia.

Hablar mal de la Docencia, oponerse a la Docencia, ocupando un ministerio de educación o desde la desocupación de un ministerio de educación, además de tomada o tomado, es el colmo de la imbecilidad.

El orgullo en “pro” de la imbecilidad.
Tal vez sea… una imbecilidad de pandemia.

Para reportar errores debe estar registrado.

Para Agregar información debe estar registrado.