Publicidad

Economía > DIA aprobada

Josemaría: cuánto falta para la construcción, para la que contratarán a más de 4.000 empleados

Este lunes la primera mina moderna de cobre de San Juan recibirá la Declaración de Impacto Ambiental, pero no es la última aprobación que deberá conseguir.

10 de abril de 2022

Este lunes 11 de abril de 2022 la provincia marcará un hito histórico por varias razones. La entrega de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) a Josemaría será el inicio de la minería del cobre moderna en la provincia, además de que podría significar la apertura de una nueva mina metalífera a 10 años de la última vez.

El camino hasta esta noticia, que confirman en off varias fuentes de Gobierno, aunque todavía no se anuncia abiertamente, comenzó hace años, cuando Josemaría pasó de ser “un proyecto más” a avanzar rápidamente hasta la presentación del Informe de Impacto Ambiental. Pero como dicen siempre desde el sector, la minería no es para ansiosos y todavía faltan algunos pasos para que empiece la construcción del proyecto. Esta instancia es la más esperada, ya que requerirá la contratación de más de 4.000 personas y una inversión de más de U$D3.090 millones.

Publicidad

San Juan lleva años escuchando de proyectos de cobre en exploración que avanzan y cumplen pasos, pero hasta ahora ninguno alcanzó la DIA. Este documento, que no es ni más ni menos que la aprobación general de la forma en la que se trabajará en la mina, empieza con la presentación del Informe de Impacto Ambiental (IIA), algo que hizo la empresa Josemaría Resources en febrero de 2021.

El informe es lo que pretende hacer la empresa en su construcción, producción y cierre. Incluye cuáles serán los efectos sobre el lugar en el que se emplaza y las metodologías de seguridad y mitigación. Una comisión se encarga de analizarlo y, como sucedió, pedir cambios. Por eso el grupo de especialistas demoró más de un año en redactar el informe que el pasado 28 de marzo llegó al Ministerio de Minería. Con este documento redactaron la DIA que este lunes quedaría oficializada.

Pero el proceso no termina ahí. La DIA es la autorización general, pero también incluye requerimientos a la empresa, que en casos anteriores superaron el centenar. En el momento en el que le entreguen la declaración a Josemaría Resources, hay 20 días hábiles para plantear algún recurso de reconsideración con respecto a estos.

En la firma ya hay equipos por área listos para cuando llegue el documento. Fuentes de Josemaría Resources aseguraron a este medio que hasta tienen lista “una sala donde se distribuirá el trabajo”. Es que las noticias anunciaban una pronta aprobación de la DIA y los 20 días son el plazo clave.

Publicidad

Cuando haya pasado este proceso, empieza otro que podría demorar unos seis meses más. Se trata de los permisos sectoriales que deberán aprobar las distintas áreas del gobierno para que empiece la construcción. Son autorizaciones, por ejemplo, de Hidráulica, que deberá aprobar el uso del agua en la mina, o de Infraestructura, que deberá aprobar los planos de las estructuras.

Durante este proceso, es probable que la empresa requiera de más personal. Si bien la construcción no iniciará hasta que no estén listas las autorizaciones, los equipos de trabajo necesarios son “enormes”, según confirmaron. Hoy por hoy Josemaría Resources tiene contratas más de 200 personas, la mayoría técnicos y especialistas. En el último año, duplicó la cantidad de personal, pero todavía está lejos del pico esperado.

Su sistema de contratación es online y hoy por hoy reciben curriculum vitae a través de mail, a la casilla , según consignan en la página web de la empresa. Pero será la etapa posterior a los permisos la que generará el mayor impacto, cuando la construcción primero del camino y luego de la mina se ponga en marcha.

Es que solo el acceso al proyecto será una obra desafiante: un camino de más de 200 km entre el último pueblo iglesiano y el lugar donde está el proyecto, a más de 4.000 msn y casi en el límite entre San Juan, La Rioja y Chile. Estará más lejos que Veladero y Lama. Para acceder en la actualidad la empresa utiliza caminos pequeños, pero para que la mina funcione será necesaria una ruta de gran tamaño.

Luego la mina en sí incluye obras civiles de gran tamaño. Estas incluyen una planta de tratamiento del mineral, donde colocarán seis moledoras, una estructura similar a un dique donde acopiarán material, el campamento y hasta una línea eléctrica. Es que la mina contará con una conexión de 500 kV propia que construirá la empresa desde Rodeo hasta la planta de producción. Todo esto tardará años en estar listo y es para este proceso para el que requerirán los más de 4.000 trabajadores y la inversión privada más grande del país.

Pero antes, el camino en las oficinas del primer proyecto de cobre todavía tiene que seguir un poco más. A fin de año, dicen los más optimistas, el trabajo podría empezar. Mientras tanto, para los sanjuaninos, la ilusión de una toma de trabajadores que no se ve desde hace más de 10 años empieza poco a poco a convertirse en realidad.

Publicidad
Más Leídas
Publicidad

ÚLTIMAS NOTICIAS