AHORA

9 C°

Jueves

1 C° / 21 C°

Viernes

2 C° / 18 C°

Provinciales > Irónico festejo

Llevan 24 años esperando su casa propia y decidieron reclamar

Son 120 familias del Barrio Gran Liberador, una obra que está paralizada desde 1995. Organizaron un “cumpleaños” para mostrar su enojo por la demora en la finalización de la construcción.

POR Facundo Merenda SEGUIR
18 de mayo de 2019

18 de mayo de 2019

Dicen que los sueños están para cumplirse, pero a veces algunas cosas no salen como parece. Más de 120 familias llevan 24 años esperando por la concreción de su casa propia en el complejo Gran Libertador. Pasaron más de dos décadas y todavía ese anhelo por tener el techo propio está incumplido.

Este sábado, un grupo de vecinos decidieron armar una especie de cumpleaños que a manera de ironía sirva para demostrar su enojo por esta situación.

“Son muchos años y todas las expectativas que teníamos en su momento cuando nos casábamos con mi esposa no se cumplieron. Hoy mis hijos están grandes y todavía no tenemos nuestra casa”, señaló Alberto Rubiño. Además agregó que no abandonan la lucha y que confían que el gobierno actual de continuidad a la obra. “Este es un cumpleaños con sabor amargo”, resumió.

José Castro, encargado del edificio señaló que cuando quebró la empresa constructora ese sueño que ellos tenían se frustró de manera inmediata. “Todavía no tenemos un respuesta de cuando van a licitar para que la obra continúe, esperemos que sea pronto”, argumentó.

Además, los vecinos señalaron que originalmente el Barrio Gran Libertador, que se ubica en calle Libertador antes de Meglioli, tenía 140 departamentos. Con la promesa de que los gobiernos hicieran algo para reactivar la obra, ellos le cedieron 20 viviendas quedándose con 120.

Según sostienen que el Interventor del IPV les prometió que ya estaban los pliegos de licitación para que una empresa retomara la obra, pero argumentan que eso ocurrió hace más de tres años y todavía no tienen respuesta. “Creemos que este retraso proviene porque no hay voluntad política de hacerlo”, agregó Castro.

“Han pasado tantos años que en mi caso particular lo fui heredando de mis familiares. Primero comenzó una tía y luego lo retomamos nosotros”, dijo Roberto Morán quien es padre de familia, tiene tres niños. Cuenta que seguir pagando un alquiler o vivir en casa de los familiares ya no da para más. “El tema no es vivir acá o allá, es que hace más de dos décadas queremos tener lo nuestro, lo que iniciamos con tanto entusiasmo y hoy más que un sueño se convirtió en una pesadilla”.

Para reportar errores debe estar registrado.

Para Agregar información debe estar registrado.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?