Publicidad

Economía > Relevamiento

Casi no venden hierro en San Juan y hay temor en el sector de la construcción

Esto genera intranquilidad porque la mano de obra informal podría verse afectada ante por el posible freno en el sector.

28 de julio de 2022

La venta de hierro en San Juan se encuentra casi paralizada y esto ya comenzó a generar preocupación en la mano de obra informal. Un relevamiento de DIARIO HUARPE constató que algunos de los comercios distribuidores no están vendiendo su stock, mientras que otros están limitando sus ventas para no quedar desabastecidos después de los movimientos que sufrió la economía argentina. Esto está provocando que algunas obras de construcción deban ser paralizadas, lo cual termina afectando directamente a los trabajadores informales que no cobran los días no trabajados.

Alumetal, uno de los proveedores más grandes de la provincia, tomó la decisión de vender hierro con un tope de hasta $30.000 por persona, un monto muy inferior si se tiene en cuenta que los precios de cada barra oscilan entre los $1.000 y $3.000, dependiendo de las medidas. Esto tiene que ver con una metodología tomada a partir de la provisión de sus proveedores, quienes no están enviando los materiales porque hubo un supuesto freno en la producción.

Publicidad

“Son medidas preventivas que se toman no sólo en este rubro, sino también en otras industrias más, para no desabastecernos”, aseguró un empleado del lugar. Si bien Alumetal tiene varios proveedores, todos han tomado la misma decisión de prácticamente no proveer de hierro a los comercios desde hace tiempo por la incertidumbre económica que acarrea el país.

Los depósitos tienen una importante cantidad de hierro en sus instalaciones. Imagen DIARIO HUARPE.

“Podemos vender de manera limitada y los clientes también toman sus decisiones. Los que necesitan mayor cantidad de hierro vienen a comprar hoy, mañana y así hasta conseguir la cantidad que necesitan porque los materiales no se desvalorizan”, aseguró un empleado. En ese sentido, la venta de estos materiales se da sólo en efectivo, no reciben débito ni en crédito por la falta de previsión económica.

Otro de los comercios consultados fue Acer-Mat, quienes rotundamente tomaron la decisión de no vender hierro porque los proveedores no están haciendo llegar su producción, ya que no tienen reposición. En ese contexto, explicaron que quizás hacen algunas excepciones con clientes habituales o fieles, mientras que si el cliente es ocasional directamente no le venden porque tienen que guardar la mercadería al que ya dejó pagados sus materiales.

Las barras de hierro oscilan entre los $1.000 y $3.000, según su medida. Imagen DIARIO HUARPE.

Por su parte, tanto Metales Concepción como Benavidez Construcciones manifestaron que ellos venden hierro y los demás materiales sin limitaciones. Ambos coincidieron en que están recibiendo los pedidos solicitados por parte de los proveedores, aunque algunas veces reciben en menor cantidad. “A veces pedimos 10 hierros y recibimos 5”, indicaron. Sin embargo, están llevando a cabo las ventas en efectivo, tarjetas de débito y crédito a largo plazo.

Publicidad

Cabe destacar que en el país son tres las acerías que proveen de hierro a los comercios locales. Por ejemplo, Acindar le vende únicamente a Alumetal. En tanto, las acerías como Bragado y Asipar proveen a los demás locales de San Juan, como Acer-Mat, Metales Concepción, Benavidez Construcciones, entre otros más.

Las operaciones se manejan con el valor del dólar oficial que está a $136 y desde los comercios indicaron que el tipo de cambio está retrasado, por eso las “reglas de juego” cambian constantemente. “Desde la pandemia nos venden muy poquito de hierro. Es una situación que jamás se ha vuelto a normalizar porque hubo menor fabricación y se generó un desfasaje que jamás volvió a las condiciones normales”, afirmaron.

Con este panorama, la gente constantemente consulta y rota por los locales en búsqueda de mejores precios, aunque algunos de los empleados comentaron que los precios que pudieron haber dado en la mañana, pueden no ser los mismos en la tarde. Esto provoca que aquellos que están realizando alguna obra deban paralizar los trabajos y directamente quienes se ven afectados son los obreros informales del sector.

Publicidad
Más Leídas
Publicidad