¿Querés recibir notificaciones de alertas?

AHORA

25 C°

Domingo

9 C° / 25 C°

Lunes

10 C° / 27 C°

Judiciales > Excomisario en la mira

Semana clave en el juicio contra Padilla: testigo, alegatos y resolución

Hasta el momento se llevaron cinco audiencias. 

Gustavo Padilla enfrenta su primer proceso en un debate oral y público. Foto Redes Sociales.

POR REDACCIÓN

20 de septiembre de 2021

Esta semana continúa el juicio contra Gustavo Padilla, el excomisario acusado de usar indebidamente una camioneta que se le otorgó para su trabajo diario y está enfrentando la primera de tres causas que le iniciaron hace dos años. Cuando cometió el presunto delito, estaba a cargo de la custodia del depósito judicial de 9 de Julio y del predio de la exbodega Cavic, que también usa el Poder Judicial para guardar elementos secuestrados de las diferentes causas penales.

Padilla es juzgado por incumplimiento de su deber como funcionario público y abuso de autoridad. En marco del debate oral y público, ya se realizaron cinco audiencias, en una sala del Sistema Especial de Flagrancia, en las que leyeron la requisitoria fiscal del pedido de elevación a juicio, pasaron varios testigos (la mayoría subordinados de Padilla) y hasta declaró el mismo acusado, que negó haber violado la norma e incurrido en un delito penal. En todo caso, la defensa del extitular del depósito judicial tratará de demostrar que cometió una falta administrativa como mucho. 

La semana que comienza será de suma importancia para los abogados del excomisario, Alejandro Miquelarena y Marcelo Navas.  Tienen entre los testigos a un hombre clave. La instrucción del caso y la fiscalía del juicio presentaron en su momento como prueba varias fotos, que sacaron del celular del imputado. En ellas se ve a una camioneta cruzando el río y a Padilla entre los ocupantes del vehículo. En la acusación aseguraron que en las imágenes se ven cómo el acusado usaba la movilidad para salir al campo con sus amigos. 

Sin embargo, el testigo que presentará la defensa desmentirá esas fotos, ya que declarará que esa no es la camioneta de trabajo de Padilla, sino su vehículo y en que todo caso el hombre iba como acompañante. 

De todos modos, el exjefe del depósito de 9 de Julio no la tendrá fácil, ya que en la indagatoria del juicio admitió que con la camioneta fue a visitar a un pariente enfermo, cuando este uso no correspondía. Pero la defensa confía en que esto será considerado por la jueza del debate, Mónica Lucero, como una falta administrativa y no dará condena. 

En su momento, Gustavo Padilla pidió que le otorguen el uso de una camioneta Toyota Hilux, que estaba secuestrada en el depósito judicial, para su trabajo como jefe. Es que solo tenían un vehículo para custodiar 12 hectáreas del predio nuevejulino y, trasladarse hasta la ex Cavic, en Chimbas, que también tenía bajo su custodia. En la exbodega hay elementos secuestrados por la Justicia como computadoras y armas, por ejemplo. Estos lugares sufren constantes robos, expresó el procesado en el juicio. 

El excomisario aseguró que la camioneta siempre la usó para el trabajo y que lo hizo de manera legal. Según la investigación, la autorización se la pidió al aquel entonces magistrado del Segundo Juzgado de Instrucción, Pablo Flores. Cuando el hecho salió a la luz, al exfuncionario judicial le iniciaron un jury porque ese tipo de decisiones solo le compete a la Corte de Justicia.

Flores renunció a su cargo para evitar el juicio político, pero igual quedó procesado por incumplimiento de sus deberes como funcionario público. El procesamiento fue apelado por su abogado Iván Román y todavía un tribunal debe decidir sobre esa apelación. 

Es el primer juicio de tres que le esperan a Padilla. Además de la causa iniciada en Control y Gestión de la Provincia, oficina que investiga el proceder de los policías, tiene dos causas más: por estafa y peculado, y robo de autopartes. 

Después de las audiencias del martes y miércoles, prevén que los alegatos serán el jueves y posteriormente se conocerá la resolución, que por el delito, en caso de haber una condena, será una prisión en suspenso. Es decir Padilla continuará libre, pero si en las dos causas que vienen, también lo condenan, podrá ir a la cárcel. 

Notas relacionadas

Para reportar errores debe estar registrado.

Iniciar sesión

Para Agregar información debe estar registrado.

Iniciar sesión