AHORA

1 C°

Viernes

5 C° / 16 C°

Sábado

5 C° / 13 C°

Política > Escándalo en Caucete

UPCN cuestionó las designaciones de Gil y pide recategorizaciones

Desde el gremio se quejaron de los nombramientos de 21 funcionarios municipales en planta permanente. El intendente viene de perder las elecciones y compromete a la próxima gestión.

POR REDACCIÓN

11 de junio de 2019

La jugada del intendente de Caucete, Julián Gil, de designar a más de 20 de sus funcionarios en planta permanente antes de irse desató una fuerte reacción del gremio UPCN. Desde la cúpula sindical se quejaron de que comprometa plata del futuro presupuesto para pagar favores políticos y anticiparon que le pedirán que cumpla con la recategorización de agentes que prometió en campaña. El tema generó un clima de máxima tensión en una asamblea que empleados llevaron a cabo ayer en la explanada del municipio.

Gil perdió en las urnas frente a la peronista Romina Rosas y se quedó sin reelección, por lo que el 10 de diciembre deberá dejar el sillón de intendente. A pesar de estar dando los últimos pasos en el municipio, firmó un decreto para designar a partir del 1 de junio a 67 personas en planta permanente, entre los que se cuentan a 21 funcionarios políticos.

La medida desató una andanada de críticas. Aunque no es la primera vez que un intendente que se está por ir hace nombramientos en planta permanente, lo que generó bronca es que haya acomodado a funcionarios políticos y que los deje en puestos clave.

El secretario Gremial de UPCN, Enrique Funes, aseguró que “sabe que tiene pendiente una recategorización que prometió él mismo y no lo tuvo en cuenta con tal de poner a su gente”. El dirigente estuvo en contacto ayer con los delegados departamentales y acordaron pedir una reunión con Gil.

Funes adelantó que le pedirán que cumpla con la recategorización. El pase de factura se debe a que el mismo Gil prometió en la campaña electoral que hizo a promover a unos 180 empleados y nunca cumplió. En realidad, lo hizo con 20 y el resto sigue en la misma categoría.

El decreto de Gil está cuestionado y está por verse si podrá ser operativo con el paso del tiempo. El instrumento fue firmado el 26 de marzo y entró en vigencia a partir del 1 de este mes, un día antes de perder las elecciones y ver frustrado su plan reeleccionista.

Lo que pasa es que la ley de responsabilidad fiscal a la que Caucete está adherido establece que los municipios no podrán incrementar el gasto corriente en materia salarial 9 meses antes de finalizar cada mandado. Eso implica que los nombramientos los debería haber realizado antes del 10 de marzo, ya que estaba a más de 9 meses del 10 de diciembre.

La posición de UPCN es fruto de un viejo reclamo de trabajadores a Gil. Incluso, durante la campaña, al ver que no cumplía, un grupo de empleados se manifestó en las puertas del municipio.

Ayer, tras enterarse de las designaciones, empleados de volvieron a concentran en la explanada para reclamar. “Nombró a funcionarios y a amigos y los novios de los hijos”, le reprochó a Gil Nicolás Rodríguez, uno de los trabajadores que encabeza el reclamo para que se ponga al día con la recategorización.

 

Para reportar errores debe estar registrado.

Para Agregar información debe estar registrado.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?