¿Querés recibir notificaciones de alertas?

AHORA

20 C°

Lunes

18 C° / 30 C°

Martes

18 C° / 34 C°

Provinciales > Protocolo Covid-19

“Nos vamos a fundir”, el descargo de dos empresarios sanjuaninos tras la clausura de su local

Renzo Rodríguez y Leonardo Sansone dijeron que “no se puede trabajar así”.

El empresario indicó que son varias familias las que dependen de la apertura del local.

POR REDACCIÓN

15 de febrero de 2021

La sección de Leyes Especiales de la Policía de San Juan clausuró durante el fin de semana algunos negocios gastronómicos. Los efectivos adujeron que en esos lugares no se cumplía adecuadamente con el protocolo Covid que estableció la provincia para evitar los contagios de coronavirus. Uno de los locales afectados por esta decisión fue Tierras Negras, ubicado en el departamento Pocito.

Sus propietarios, Renzo Rodríguez y Leonardo Sansone, hicieron un video en las redes sociales donde cuestionaron la medida. En los casi tres minutos que dura el descargo, los empresarios destacan que “no se puede trabajar así”.

“Ayer (sábado) tuvimos una de las tantas inspecciones que tenemos en el negocio del personal de Leyes Especiales y nos han clausurado el local por falta de documentación y distanciamiento”, precisaron.

Rodríguez señaló que con respecto a la documentación “no era” tan así debido a que ellos tienen la habilitación de Bomberos, Salud Pública, y de la municipalidad en relación con el expendio de bebidas alcohólicas. Sin embargo, el hombre relató que los efectivos le pidieron el certificado de habitabilidad, pero el mismo estaba vencido.

“Habíamos pedido el nuevo en enero porque el otro se había vencido. Está en trámite y tenemos el número del expediente”, señaló.

Rodríguez dijo que le pidió a la oficial Moreno recorrer el lugar y sacar fotos de las irregularidades que notaba, aunque la mujer le respondió que no tenía por qué hacerlo.

“Es irrisorio, no podemos trabajar así”, precisó. “Agradecemos al municipio de Pocito que siempre nos está apoyando”, añadió.

El empresario indicó que son varias familias las que dependen de la apertura del local. “Esto no puede ser. Estamos atravesando una de las peores crisis en la Argentina, uno de los peores momentos, y estamos dándole trabajo a casi 40 personas y ahora todos se quedan sin trabajar”, argumentó.

“Llega el inspector y te cierra el negocio como si fuéramos unos delincuentes. No podemos seguir trabajando así, nos vamos a fundir”, concluyó.  

Para reportar errores debe estar registrado.

Para Agregar información debe estar registrado.