Publicidad

Yo construyo > ¡Manos a la obra!

12 tareas de mantenimiento del hogar que te ahorrarán dolores de cabeza

"No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy", reza el dicho popular. Aplicarlo en el hogar puede ayudarnos a ahorrar dinero y momentos incómodos en casa.

16 de junio de 2022

Mantener la vivienda en buen estado es fundamental a la hora de garantizar que tenga una larga vida útil. Y aunque a veces nos dé flojera o creamos que estamos ahorrando al estirar la periodicidad con la que realizamos los controles, lo cierto es que el adecuado mantenimiento del hogar evita inconvenientes complejos que requieran la presencia de técnicos y un mayor desembolso de dinero.

En el mantenimiento se realizan actividades estratégicas orientadas a preservar los elementos de la vivienda como son los electrodomésticos, sistemas de ventilación e incluso la infraestructura. Lo conveniente es realizarlas de manera constante y progresiva, y no sólo cuando se detectan daños graves, de esa manera se puede obtener un ahorro económico considerable al detectar los problemas a tiempo y poder echar mano a soluciones más simples.

Publicidad

Por lo general, se trata tareas sencillas que no requieren de conocimientos técnicos ni de mucha cantidad de tiempo y dinero.

Registrate al Newsletter Recibí las noticias recomendadas en tu bandeja de entrada

Algunos pros:

  • Contribuye a evitar gastos en reparaciones, a través de la solución de problemas pequeños.
  • Proporciona un entorno agradable y cómodo para la familia.
  • Prolonga la vida útil de los elementos internos y externos de la casa.
  • Si tenemos que venderla o alquilarla podremos cerrar la operación en mejores condiciones si el inmueble se encuentra en buen estado.
  • El mantenimiento de la fachada y los acabados interiores son fundamentales para que nuestra casa luzca como el primer día

La recomendación de los expertos en servicios de mantenimiento es que revises toda la casa desde el exterior al interior cada 6 meses. En este sentido, y aunque no todo requerirá atención al mismo tiempo, lo más útil podría ser realizar una lista de todos los arreglos o tareas de limpieza que la casa necesite y asignarle un valor de acuerdo a su importancia. De esta manera podrás planificar el mantenimiento de toda la casa sin que se convierta en un verdadero peso económico.

Checklist: “no dejes para mañana lo que puedes hacer hoy”

A continuación, enumeramos algunas de las tareas que deberías hacer en casa d forma periódica, aprovechando tus días libres o algún rato que puedas dedicar a la semana a las tareas hogareñas. Lo importante es no dejar que pase mucho tiempo, cualquier evento inesperado, como una fuerte lluvia, podría causar destrozos en casa si las cosas no funcionan como deberían.

Limpieza de techo y de los desagües fluviales: en este punto es necesario verificar cuestiones como que las tejas estén en buen estado. Que la membrana también, constatando de que no este rota ni tenga daños que puedan filtrar el agua de las lluvias.

Publicidad

También debemos ver que los sistemas de desagüe pluvial, ya sean canaletas, gárgolas o embudos, no estén obstruidas con hojas o cualquier otro objeto que impida que el agua corra de manera correcta, evitando estancamientos que traerán en un futuro problemas de humedad.

Las aberturas suelen tener un orificio para drenaje del agua en casos de lluvia. Debemos tratar de mantenerlas siempre limpias para que no se acumule agua y pase al interior de la vivienda.

Se puede limpiar con un chorro de agua a alta presión las aberturas externas de la vivienda y asegurarse de que los desagües funcionen perfectamente.

Revisión de burletes de puerta y ventana: sobre todo en la llegada del otoño. Es de suma importancia para ahorrar en calefacción y mantener la temperatura de la casa generando un confort agradable.

Se pueden cambiar los burletes de las puertas y ventanas de manera sencilla. En la web hay una gran cantidad de videos y tutoriales que explican cómo hacerlo.

Por otra parte, antes de la llegada del verano, y con la importancia de protegenernos de enfermedades como el dengue, es importante revisar las telas metálicas, o telas mosquiteras de ventanas y puertas. Si tienen algunos pequeños agujeros o desgarros ya no cumplirán con dicha función y deben ser cambiados.

Mantenimiento del jardín y árboles cercanos: el tener un jardín descuidado da aspecto negativo a la casa y no invita a relajarse en él. Además, puede resultar, incluso, peligroso.

Cuanto mayor sea la frecuencia con la que cortas el paso más sencillo será realizarlo. Si el césped crece más de 15 cm forzará más a la cortadora de pasto y hasta puede llegar a romperse.

También los arbustos y árboles deben ser podados para que no crezcan de manera aleatoria. Un crecimiento descontrolado de los mismos puede causar problemas con los cables eléctricos, telefónicos, de internet u otros.

Revisa los árboles en tu patio, por si las raíces están llegando a la casa que puedan introducirse bajo los cimientos.

En las paredes de exterior, si tenes enredaderas, coloca un entramado para que el apoyo no sea directo en la pared. Revisa las paredes donde se apoyen plantas para que estén en buenas condiciones y no trasmitan humedad hacia el interior de la casa.

Pintura: se debe mantener la pintura exterior e interior de la casa, es una de las tareas mas importantes de mantenimiento. Sin embargo, es necesario antes de esto, revisar que no existan hongos ni manchas de humedad. De existir, buscar el origen de esta situación y resolver antes de que empeore. Si una humedad en la pared de la cocina, por ejemplo, empeora por no tratarse a tiempo, la reparación es mayor, con mayor gasto. Luego de solucionarlo, se procede a pintar finalmente y a realizar un mantenimiento preventivo más cuidadoso para que no vuelva a suceder.

Existen pinturas que tienen la particularidad de ser lavables, y, por lo tanto, son ideales para los sitios más frecuentados por niños o por mascotas. Con una limpieza profunda de las paredes se mantendrán limpias sin necesidad de pintar con mayor frecuencia.

Si tenés cerámica que recubre parte de las paredes, como, por ejemplo, en baños y cocinas, debemos revisar si alguna se despega, chequear por qué pasó y colocarla de nuevo. Siempre es importante tener en cuenta cuando construimos o reemodelamos nuestra casa, reservar al menos una caja de cada tipo de cerámica, para ser usada ante estos casos de reparaciones, ya que en un futuro tal vez, no puedas conseguir el mismo tono o modelo cuando lo necesites.

Revisar el estado del sistema eléctrico: es uno de los ítems de esta checklist al que debemos prestar mucha atención. Se puede cambiar un foco por otro que sea de menor consumo como los leds para ahorrar energía. Ya si se trata de un tomacorriente o algo más complejo es mejor contar con la asistencia de un electricista profesional.

Cambios de filtros de aire acondicionado: con la llegada de los primeros calores es necesario revisar el aire acondicionado. Este posee un filtro que permite limpiar el aire. Cuando está sucio, además de impedir que el aire salga frío, se convierte en un cultivo de sustancias que debemos limpiar o eliminar.

Drenar el termotanque: Al menos una vez al año se debe drenar toda el agua de su interior para que no se acumule sedimento y pase a la cañería.

Revisa los grifos: Las pequeñas partículas que trae el suministro de agua pueden atascar el conducto de grifos o cabezales de ducha. Nos daremos cuenta de que esto sucede si se nota que la presión ha disminuido y se mantiene de esta manera en el tiempo.

Si el grifo pierde agua, puede tratarse de un daño en el cuerito de la canilla. Su reparación es sencilla y fundamental para no desperdiciar agua.

Revisar cañerías: Es importante revisar que todos los desagües de las piletas e inodoros funcionen perfectamente. No existe nada más incómodo que el agua de la pileta quede en ella. Generalmente en artefactos de baño como puede ser ducha, bañera o lavamanos, suele juntarse restos de cabello, mezclado con jabones, shampoo, y otros objetos que eventualmente puedan haber caído por el resumidero. Por eso, es importante, cada cierto tiempo, realizar una limpieza ya que pueden obstruir las cañerías o las piletas de piso, generando que el agua se estanque. Lo mismo puede pasar en la pileta de cocina con los restos de comida, sumándole un plus de mal olor.

Controlar artefactos a gas: este es uno de los puntos más importantes a tener en cuenta a la hora de revisar periódicamente su buen funcionamiento. Una falla puede ser fatal, debido a que una pérdida de gas, no se puede oler, no se puede ver, ni oír.

Es importante antes de la llegada de la época de fríos revisar que estén funcionando correctamente a través de una revisión con un gasista matriculado.

Herrajes de ventanas y puertas: Las ventanas y puertas de exterior, de hierro o madera, son elementos que están expuestos a las inclemencias del tiempo, la lluvia, el sol, el cambio de temperatura. Estos son factores que resultan dañinos con el paso del tiempo. Ante esto, la solución es el cuidado preventivo.

La pintura en cada caso de acuerdo al material. Verificar que los herrajes de metal no estén oxidados y que la madera, si es que tenés carpinterías de este material, no se queden sin barniz protector.

Revisar electrodomésticos, sistemas eléctricos y de fontanería: Se realiza cada 6 meses con el objetivo de prevenir accidentes y contener a tiempo posibles averías.

“No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy”, reza el saber popular. En este caso, el no haber atendido un problema a tiempo puede llegar a causar daños irreparables en el hogar o, siendo menos dramáticos, puede ocasionar que, ante una necesidad determinada, nuestra casa no resulte tan confortable. Armá tu propia lista en relación a lo que tu hogar necesita, organizá tu semana y ponete manos a la obra. Al fin y al cabo, nada más reconfortante que vivir en una casa en donde todo funciona a la perfección.

    Publicidad
    Más Leídas
    Publicidad