¿Querés recibir notificaciones de alertas?

AHORA

22 C°

Sábado

10 C° / 27 C°

Domingo

13 C° / 26 C°

Opinión > Opinión

Acuerdos de último momento y preguntas que, por ahora, están sin respuesta

Así fue el cierre y presentación de listas el pasado sábado.

Mauricio Laciar

POR Mauricio Laciar
25 de julio de 2021

25 de julio de 2021

El pasado sábado venció el plazo para la presentación de candidatos de cara a las PASO del próximo 12 de septiembre y si bien lo que pasó ya es parte de la historia, bien vale contar las horas previas de una decisión que tuvo de todo un poco y que dejó varias preguntas sin respuesta.

En Juntos por el Cambio pasó de todo antes de la presentación de listas. Colombo hizo molestar a Orrego, bueno, para graficar mejor lo que pasó, lo hizo calentar mal con su intención de competir, pero como me dijo un dirigente de peso “el gordo –por el líder de Actuar- siempre hace lo mismo, amaga y después se baja”. Por lo general suelo ser una persona que confía en los demás, pero viendo la lista del principal frente opositor me lleno de dudas y de preguntas que por ahora no tienen una respuesta clara.

Primer pregunta en todo esto ¿Es Orrego quien manda en JxC? Lo digo ya que en la previa se dijo que Susana Laciar era la candidata que pretendía Basualdo y no el actual diputado nacional. El propio senador me adelantó que en diciembre renunciaba a su banca y su lugar iba a quedar para la ahora candidata. Entonces si Laciar asume como senadora nacional en diciembre ¿para qué juega como diputada? Ahora bien, si tenemos en cuenta que el segundo de la lista es del presidente del PRO, Enzo Cornejo, y que hoy no es el dirigente más querido de la oposición, podemos suponer que Laciar encabeza la lista, gana la banca y se va como senadora dejando su lugar en la Cámara Baja para Cornejo. De esta manera el PRO, que pierde ese lugar en diciembre cuando termine el mandato de Eduardo Cáceres, mantiene la presencia. Esto no es descabellado, ya que hoy el presidenciable con más chances de JxC es Rodríguez Larreta, figura máxima del PRO. Además si el presidente del PRO local deja su diputación proporcional y asume otro cargo, su lugar será ocupado por Eduardo Castro de la UCR. Quizás fue ese el ofrecimiento para que no acompañen a Colombo con su sello. 

También podemos suponer que Laciar, que tiene un lugar casi asegurado, asuma como diputada nacional y que si el senador Basualdo cumple con su palabra de retirarse de la política, su escaño sea para Colombo, quien sigue en la lista, y con esto podamos entender verdaderamente cómo es que se le fueron tan rápido las ganas de competir. Todas estas preguntas y escenarios, para mí, solo quedarán con respuesta en diciembre.

Ahora seguimos con el Frente de Todos, en la previa el espacio más fuerte aunque en este contexto de pandemia nadie puede ser 100% certero con lo que dice y menos yo que el jueves anuncié que los candidatos del PJ serían Walberto Allende y Marisa López y luego el segundo lugar quedó para Fabiola Aubone, quien venía siendo duramente castigada por anunciar más de una vez, sin éxito, el inicio de la Red Tulum. Críticas que tenían y tienen asidero por lo antes mencionado, pero que poco importaron para quien tiene la última palabra, el gobernador Uñac. Aubone le garantiza fidelidad, trabajo y, además, viene de su riñón. Esto último fue preponderante para su elección, pero es también lo que más levanta polémica en un sector justicialista. Como dicen muchos “no cierra para adentro”. Entonces la duda pasa por saber cuántos trabajarán para poder posicionarla ¿Esto será un dolor de cabeza para Uñac? 

Allende inició el año más afuera que adentro de esta lista y si bien ahora muchos lo tienen como foto de perfil en las redes sociales, no deben olvidarse las veces que lanzaron con “veneno político” sus críticas en calle Paula al decir que por él, 9 de Julio estaba en manos de la oposición. Pero como dice el refrán “más sabe el zorro por viejo que por zorro” y esto en la práctica fue olfateado por el exministro, quien de inmediato inició la campaña reelección 2021 en soledad, aunque nunca lo acepte públicamente. Campaña que lo llevó, primero a posicionarse como el diputado de las tarifas que criticaba a Ecogas, Energía San Juan y hasta se tomó su tiempo para subir a ese ring a las autoridades del EPRE, y luego incluyendo a San Juan entre las provincias que gracias a la Zona Fría tienen un descuento en la boleta de gas. Esto lo posicionó con la gente, que en definitiva es la que vota, pero le faltaba la venía política. Esa bendición la alcanzó con el problema originado en Nación por Manantiales. Allende fue vital en esa resolución. Desde San Juan, Uñac también cumplió. En términos futbolísticos, lo dio vuelta sobre el final y no hubo VAR que lo deje afuera como a Boca.

La inclusión de Luis Rueda, como tercero en la lista de candidatos, debo reconocer que me sorprendió y más después de las reiteradas declaraciones que hizo el presidente del Partido Bloquista sobre el papel que jugaría. También es cierto que es el dirigente que más mide de su espacio y su inclusión no es cuestionada por nadie. Además, hay rumores de esos malignos, que indican que fue el propio intendente de Capital, Emilio Baistrocchi, quien le pidió a Uñac que no ponga en la lista al concejal Alfredo Nardi por miedo a crear, como se dice en política un “hijo macho” que intente discutir su liderazgo en 2023. Lo cierto de todo esto es que el bloquismo, que amagó a lo Messi que jugaría en soledad, terminó en una lista consenso y dejó a más de un peronista con las ganas de “contarles las costillas”. Decisión acertada del gobernador y Rueda, ya que en este contexto una PASO no le convenía a ninguno.

Lo de Consenso Ischigualasto me genera dudas en cuanto a la unidad del espacio y la participación de cada uno de los que componen la otra alternativa opositora. En la lista que encabeza Marcelo Arancibia no hay dirigentes de Cruzada Renovadora y ADN, en la previa los partidos con más peso de la estructura. Con esto planteado me pregunto cuál será el aporte de los que no están, qué papel tendrán. Es que no creo cuando dicen que todos están representados y con esto me surgen algunas otras preguntas ¿A qué están jugando? ¿De verdad quieren ser protagonistas? Y esto no lo digo por quitarle protagonismo a Arancibia quien me parece un dirigente combativo, pero más allá de tener rulos no es el Diego Armando Maradona de la política. Espero, por el bien de la democracia como dicen los políticos, que el consenso peregrinado durante meses se traduzca en trabajo mancomunado durante la campaña que ya inició.

Para reportar errores debe estar registrado.

Iniciar sesión

Para Agregar información debe estar registrado.

Iniciar sesión