¿Querés recibir notificaciones de alertas?

AHORA

9 C°

Viernes

15 C° / 29 C°

Sábado

15 C° / 24 C°

Sociedad > Una ayuda a su hogar

El peluquero ambulante que recorre las calles para afrontar la crisis

Fernando Andrés Cangialosi se instala seis días a la semana en la Plaza España junto a su moto, un mueble con espejo y un banco para poder aportar en la economía de su hogar. Tuvo la idea ya que no conseguía trabajo.

POR Eliana Ruiz SEGUIR
25 de agosto de 2019

25 de agosto de 2019

Hace algunos meses Fernando Andrés Cangialosi se quedó sin trabajo y decidió apostar a aquello en lo que tenía algo de conocimiento: la peluquería. Es que su esposa tiene uno de estos locales en su hogar y él siempre que había muchas clientas le ayudaba en cosas básicas. Al no conseguir empleo decidió realizar capacitaciones en corte de pelo de hombre y también de barba. Una vez instruido en el tema se hizo un mueble, lo cargó en su moto al igual que las tijeras y salió a recorrer las calles sanjuaninas. Finalmente decidió instalarse en la Plaza España ya que frente al Centro Cívico circulan gran cantidad de personas. Su historia sale a la luz debido a que en el mes de agosto es el Día del Peluquero. 

“Lo hice porque necesitaba plata, mi esposa tiene una peluquería en su casa pero últimamente no se mueve mucho así que tenía que ingeniármela para poder hacer un extra”, confesó Fernando.

Hace tres semanas que se instala de lunes a viernes desde las 10 hasta las 16 aproximadamente en esta conocida plaza. Aunque, si las horas pasan y los clientes no llegan se traslada por las inmediaciones del Centro Cívico. El Teatro del Bicentenario es otro de sus lugares predilectos. También está los domingos, uno de sus días preferidos debido a que hay más movimiento en la zona, en esa jornada llega pasadas las 14 que es el horario en el que los ciudadanos comienzan a arribar para disfrutar la jornada.  

Quienes circulan por la zona del tradicional reloj de la provincia lo miran primero con asombro, luego, son muchos los que se le acercan y lo felicitan por la iniciativa que tuvo. “La gente pasa siempre y me felicita”, dijo con una sonrisa en su rostro. Las redes sociales suele utilizarlas para promocionar su nuevo empleo y en ellas suele cosechar bastantes elogios.

A pesar de las “buenas vibras” los cortes que realiza son pocos. “A veces estoy un montón de horas y no tengo ningún cliente, en cambio los domingos he tenido hasta siete a veces”, relató. Todo lo que obtiene Fernando lo utiliza para la economía de su hogar ya que tiene dos hijas de 10 y 7 años y otro pequeño de 5. Además, en los últimos meses el trabajo en la peluquería de su esposa bajó mucho y ya no les alcanzaba.

Tras pensar meses de qué manera contribuir, decidió hacer algo con sus conocimientos y con materiales que tenía en su casa. Así que construyó un banco y un mueble con espejo que puede desarmar y transportar cómodamente en su moto. Colocó las tijeras, máquinas, brochas y pinzas en su mochila y salió directo hacia las inmediaciones del Centro Cívico. Optó por esto ya que no contaba con suficiente dinero para invertir y alquilar un local.

Sus cortes tuvieron mucha aceptación, aunque hay uno que es furor entre jóvenes, el degradé. “Está muy de moda entre los jóvenes, es raro que pidan un corte diferente”, expresó. Mientras que, las personas mayores piden algunos clásicos, al igual que los niños, aunque admitió que poco se acercan las mamás para que les corte a los pequeños.

Esta es la forma que halló Fernando para hacerle frente a la crisis y ayudar en su hogar tras quedarse sin empleo. Si bien las ganancias no son muchas, le permiten que en su hogar haya un plato de comida para sus hijos. Quienes quieran que les corte el pelo o la barba podrán hallarlo cerca del reloj de Plaza España.

Para reportar errores debe estar registrado.

Para Agregar información debe estar registrado.