Publicidad

Policiales > Violencia

Gustavo y Belén, los dos almaceneros que sufrieron un salvaje ataque en Concepción

Son propietarios del local desde hace 22 años y nunca les había tocado vivir una situación similar con un cliente. 

15 de marzo de 2022

Gustavo Olivares y Belén Álvarez son un matrimonio cuya actividad laboral es un almacén, negocio que tienen hace 22 años en la zona de Concepción. Nunca les había tocado vivir algo parecido a lo que tuvieron que pasar el lunes por la mañana, cuando un hombre de 44 años los atacó salvajemente en la puerta de su local.

Alrededor de las 8:30 de la mañana, un cliente se acercó a comprar una botella de cerveza. El problema fue que no estaba usando barbijo, algo esencial para permitir el ingreso de cualquier persona en los comercios sanjuaninos. En ese momento, según comentó Belén a DIARIO HUARPE, le pidió al hombre que no ingresara al local y que esperara afuera, que ya lo iban a atender.

Publicidad

La mujer asegura que es una política que toman con todos los compradores, ya que no pueden dejar ingresar a nadie que no tenga barbijo al local. Luego de ese pedido, el atacante comenzó a insultarla en un elevado tono, por lo que la propietaria del local le pidió que se retirara.

Registrate al Newsletter Recibí las noticias recomendadas en tu bandeja de entrada

No contento con eso, el violento comenzó a amedrentar a la pareja. Por ese motivo fue que Gustavo saltó a defender a su esposa y se puso delante de ella. “Sacó el envase de la mochila y me lo tiró por la cabeza, me produjo un corte y sin estar conforme con eso, me sigue pegando”, contó el comerciante a  DIARIO HUARPE.

Así quedó la cabeza de Gustavo Olivares luego del ataque, tuvieron que realizarle 7 puntos. Foto: Sergio Leiva / DIARIO HUARPE.

Los vecinos, alertados por los gritos, salieron a ayudar a Gustavo, quien yacía en el piso mientras el agresor lo golpeaba. Entre todos, pudieron retener al hombre hasta que llegara la policía. Luego de esto, el atacante amenazó a todos los presentes en el lugar, tanto a los propietarios del comercio como a las personas que viven en la zona.

Gustavo manifestó que, en 22 años de trabajo en el lugar, jamás vio a su agresor y que no es un cliente habitual. Al mismo tiempo, confirmó que no le había pasado algo parecido. “Han venido personas intoxicadas con alcohol o con drogas, que vienen, compran y se van, nunca me habían atacado”, dijo.

Publicidad

Foto: Sergio Leiva / DIARIO HUARPE.

Para el futuro, lo que Belén y Gustavo desean es que se haga justicia, ya que tienen miedo de que el hombre vuelva para cumplir con sus amenazas. “Nos miraba a la cara y nos decía ‘yo ya sé quién sos’”, cerró el comerciante.

Publicidad
Más Leídas
Publicidad