¿Querés recibir notificaciones de alertas?

AHORA

21 C°

Miércoles

18 C° / 33 C°

Jueves

21 C° / 35 C°

Economía > Mercado inmobiliario

Inquilinos dicen que el aumento será elevado, pero reconocen que estará por debajo de la inflación

El reajuste está previsto para el próximo 1 de julio. Estiman que rondará el 38%. Propietarios miran la situación de reojo.

Bazán sostuvo que últimamente el pago del alquiler terminó afectando las finanzas familiares. Foto: Sergio Leiva / DIARIO HUARPE.

POR Facundo Merenda
24 de junio de 2021

24 de junio de 2021

Quedan pocos días para la llegada de julio. Si bien hay pocas expectativas de cambio a niveles macroeconómicos, en el primer día de ese mes está previsto un reajuste en los precios de los alquileres. Esto no es al azar, sino que lo dispone la nueva ley que se aprobó el año pasado. De acuerdo a las previsiones de los corredores inmobiliarios, la suba rondará el 38%. La asociación que representa a los inquilinos en San Juan advierte que el aumento será elevado, aunque reconocen que estará por debajo del porcentaje inflacionario interanual.

“Analizando el periodo julio-julio vemos que el aumento estará por debajo de los índices inflacionarios”, contó a DIARIO HUARPE Víctor Bazán, referente de los inquilinos en San Juan. Si se toma en cuenta el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de mayo a mayo, el porcentaje representa un incremento del 48,8%, aunque ese índice queda reducido - según la nueva ley - con la variación salarial percibida en ese periodo.

Bazán explicó que si hubiera seguido vigente la modalidad de los aumentos semestrales al final del año iban a tener mayores incrementos. “Es una suba considerada, pero termina siendo menor en doce meses que lo que se venía pagando a cada seis”, relató. Si bien hay dos índices claros para el reajuste, los mismos deben están regidos por la escala que publica periódicamente el Banco Central de la República Argentina (BCRA).

El referente argumentó que estos meses vienen siendo complicados para los inquilinos debido a que en marzo sufrieron un descongelamiento de alquileres porque venció el decreto presidencial que prohibía las actualizaciones. Esta situación llevó a incrementos considerados, superiores al 50%. Estiman que con esta variación anual no habrá sorpresas al cabo de los próximos doce meses. A su entender esto provoca un enojo entre los propietarios porque aseguran que no podrán incrementar el valor del arrendamiento en el caso de que queden descompasados con la inflación.

En esa línea, Bazán sostuvo que últimamente el pago del alquiler terminó afectando las finanzas dentro de las familias. “El arrendamiento ocupa gran parte de los salarios. La gente no llega a fin de mes, todo esto impacta en la microeconomía”, comentó. Mencionó que hace falta más participación del Estado para controlar estas aristas.

“No nos queda otra”

Cristiana Luluaga relató que estarán atentos a ver cómo repercute esta situación a partir del próximo mes. “No es malo (el aumento) para el inquilino, aunque para el propietario siempre le va a parecer menos de lo que le corresponde”, indicó. La profesional sostuvo que venían acostumbrados a subas semestrales, aunque ahora deberán acomodarse a los ajustes anuales. Dijo que los valores de los alquileres estuvieron por debajo de la estimación de mercado.

“Con este reajuste anual los propietarios vamos a perder porque el precio va a ir quedando desfasado. No nos queda otra”, argumentó.

Sin embargo, y pese a este panorama sombrío, la profesional aseguró que han tenido, hasta el momento, pocas protestas de los propietarios y muy pocos retiraron el inmueble del alquiler: menos del 1%. Lo que imperó en su momento para tomar esta decisión fue el miedo que generó la registración en AFIP que, dicho sea de paso, no tuvo gran cantidad de adeptos en San Juan, de acuerdo a los datos aportados por distintas fuentes del sector.

Luluaga contó que en los reajustes a cada seis meses podían tener más conciencia con respecto a la tasación del inmueble. En ese orden aseguró que la rentabilidad mensual es bajísima: 0,2%. Eso significa la cotización del terreno en el mercado y la influencia en el precio del alquiler.

Por otro lado, la ‘voz de los propietarios’ dijo que actualmente no hay mucha oferta porque la gente quiere quedarse a donde está, mientras que la demanda es sostenida. Hubo locadores que prefirieron renovar y extender los contratos en marzo por lo que no generaron más espacios para nuevos inquilinos.

Para reportar errores debe estar registrado.

Iniciar sesión

Para Agregar información debe estar registrado.

Iniciar sesión