¿Querés recibir notificaciones de alertas?

AHORA

20 C°

Lunes

18 C° / 30 C°

Martes

18 C° / 34 C°

Departamentales > Post terremoto

Las horas pasan y la familia Ochoa Leyes sigue sin ser evacuada

El intendente Gustavo Núñez le dijo que no tiene la solución y que antes que ellos hay 100 que necesitan ayuda.

POR Alejandro Pellegrinuzzi
29 de enero de 2021

29 de enero de 2021

Si bien, tras la nota publicada ayer en DIARIO HUARPE, un equipo técnico del Municipio de 9 de Julio fue a verificar los daños causados por el terremoto en la precaria vivienda y esta mañana, Carla Ochoa (la jefa del hogar afectado), fue recibida por el intendente Gustavo Núñez, la familia por estas horas siguen sin una solución concreta.

“El intendente me dijo que me entendía por lo que estaba pasando, pero que él no la tenía la solución”, contó Carla. “Le dije que nosotros no podemos pasar un día más así y el me dijo que lo único que puede hacer ya, es darme palos”.

A la hora de plantearle la posibilidad de la evacuación, el jefe comunal le dijo a Carla que antes que ellos hay 100 personas más. Y que no les quería mentir, pero que también eso que se estaba diciendo de la posibilidad de un alquiler no es verdad. “No existe, me dijo”, manifestó Carla.

Tengo miedo

Carla dice que tiene miedo de que por el hecho de haber salido a decir lo que están diciendo con su esposo por los medios de comunicación, el intendente les tome bronca y no les dé nunca la solución por más que la tenga.

Carla Ocho y al fondo su hijo de 8 años.

“Yo no sé si está bien o mal lo que estamos haciendo con mi esposo porque le estamos diciendo cosas que no gustan a la gente del poder , pero tampoco no nos podemos quedar callados porque con nuestros hijos no podemos seguir un día más en ese rancho que en cualquier momento se cae”, concluyó Carla.

Memoria

Cabe recordar que tras el terremoto  del lunes 18 el rancho tipo quincha (palos, cañas y barro) de la familia Ocho Leyes se le ladeó y una de las habitaciones (donde duermen sus dos hijos) está a punto de caerse.

Ante la situación fueron a buscar ayuda al área de Acción Social del municipio y le respondieron que tenían que esperar. Esperaron un día, dos, tres, cinco y el miércoles, en el décimo día, decidieron hacerlo público a través de los medios de comunicación masivos.

“Simplemente queremos que nuestros hijos tengan un techo seguro donde dormir en estos días hasta que encontremos otra solución”, dijo Gastón Leyes, esposo de Carla.

Para reportar errores debe estar registrado.

Para Agregar información debe estar registrado.