Publicidad

El Cronista > ¿Lo sabías?

Los riesgos que no conocías que esconde uno de los juegos más populares del verano

Son una de las principales fuentes de entretenimiento de cumpleaños y fiestas, pero traen serios riesgos de salud.

POR EL CRONISTA PARA DIARIO HUARPE

El juego no cuenta con elementos de seguridad. (Foto: gentileza).

Una de las principales atracciones - y de las más valoradas por todos - de las fiestas privadas o de cumpleaños es el toro mecánico, que tomó un rol muy parecido al de un inflable.

Este juego tradicional es un disfrute sin límites de grandes y chicos que quieren domar a la bestia y resisten lo más que pueden para no caerse.

Publicidad

Sin embargo, la fuerza que se hace para resistir los movimientos y las impresionantes caídas, son un riesgo que tenés que conocer para cuidar tu salud.

Registrate al Newsletter Recibí las noticias recomendadas en tu bandeja de entrada

Los riesgos que desconocías y por qué no se recomienda su uso

Si bien jugar en el toro mecánico es muy entretenido y divertido, las secuelas de sus caídas pueden ser muy graves, y es lo que más preocupa a los médicos.

Durante el verano, es muy común ver fiestas o cumpleaños en donde las personas busquen alquilar un toro mecánico, incluso algunos casamientos puede ser un sitio en el que te puedas topar con uno. Sin embargo, lo que no se tiene en cuenta a la hora de su alquiler son los riesgos que acarrea contratar este servicio.

  • No tiene restricciones de peso y estatura.
  • No cuenta con la seguridad necesaria para las posibles lesiones graves en niños y niñas.

Los peligros de las caídas en menores y adultos

El juego del toro mecánico consiste en aguantar lo más que se pueda sobre el animal mecánico mientras este se mueve. Con una mano o con las dos manos, eso no importa, sino resistir como un torero.

Publicidad

Pero este objetivo final puede provocar serios problemas de salud. Si las caídas son repetitivas, pueden ocasionar:

  • Moretones.
  • Fracturas de huesos.
  • Lesiones en la cabeza.

Además, todo esto puede disparar otro tipo de síntomas muy perjudiciales para la salud:

  • Mareos.
  • Aturdimientos.
  • Latidos del corazón rápidos, pudiendo desencadenar un paro cardiorrespiratorio.

Las pruebas que tenés que hacer si te caíste del toro mecánico

Las evaluaciones médicas o pruebas que tenés que realizar tras una caída del toro mecánico son:

  • En primer lugar, determinar la fuerza con la que cayó la persona.
  • En segundo lugar, el equilibrio que tiene la persona al pararse (si es que puede).
  • En tercer lugar, la forma de caminar del individuo.

Todas estas pruebas son necesarias para saber cuán afectada se vio la persona al caerse del toro mecánico, una de las atracciones más peligrosas del verano.

Publicidad
Más Leídas
Publicidad