¿Querés recibir notificaciones de alertas?

AHORA

24 C°

Miércoles

18 C° / 33 C°

Jueves

21 C° / 36 C°

Provinciales > En Albardón

Por qué se secó el cerro de las 7 vertientes en el paraje de la virgen de Lourdes

Uno de los fundadores del oratorio explicó que el fenómeno se dio tras el terremoto. Una historia de fe en medio de la naturaleza.

Luis y Mario dentro de la gruta enclavada en la cima del cerro. Foto: Sergio Leiva / DIARIO HUARPE.
Mario lleva 16 años encargándose del oratorio. Foto: Sergio Leiva / DIARIO HUARPE.
La gruta en medio del cerro suele estar rodeada de cursos de agua, pero este invierno todo luce seco. Foto: Sergio Leiva / DIARIO HUARPE.

POR Daniela Jácamo
07 de agosto de 2021

07 de agosto de 2021

A poco más de 30 kilómetros de la Capital sanjuanina, en uno de los cerros del departamento Albardón, se ubica el oratorio de la Virgen de Lourdes de las 7 Vertientes. Todos los inviernos, el agua que brota de las vertientes cubre el cerro, pero este año las fuentes de agua se secaron casi totalmente.  

Mario Aballay, uno de los fundadores y actual  responsable del oratorio albardonero que funciona hace 16 años contó que "en los meses de enero y febrero quedan siete u ocho vertientes por eso le pusimos la virgen de Lourdes de las 7 Vertientes". Luego agregó que en tiempos de invierno el agua fluye de las decenas de vertientes que tiene el cerro y llena de agua todas las laderas de la elevación. 

Este invierno el panorama fue totalmente diferente, ya que solo salió agua de algunas vertientes y las otras permanecieron totalmente secas. Esto ayudó a que las laderas del cerro se tiñeran de blanco a causa de los antiguos depósitos de minerales que durante años se fueron acumulando en el cerro gracias al constante paso del agua. 

Si bien Mario reconoció que no cuenta con un aval científico, el hombre aseguró que cree las vertientes se secaron a causa de los terremotos. "En los años que llevo acá he visto que cada vez que hay grandes temblores al agua de las vertientes se seca y luego de unos meses vuelve a aparecer", aseguró Aballay. 

Mario lleva 16 años encargándose del oratorio. Foto: Sergio Leiva / DIARIO HUARPE.

El hombre agregó que las vertientes se secaron después del último terremoto de Chile, las aguas volvieron a brotar. Igualmente, esto no duro demasiado porque tras el terremoto del 18 de enero en San Juan, las aguas vertientes volvieron a secarse. 

"Debido al terremoto que hubo aquí y el de Chile se secan las vertientes, pero gracias Dios y a nuestra madre está saliendo la agüita en las vertientes", aseguró el creyente.

La teoría de los terremotos fue confirmada por el doctor en Geología, Gustavo Ortiz, quien en contacto con DIARIO HUARPE, explicó que es posible que las vertientes se sequen porque los temblores de gran magnitud afectan también las capas más profundas de la tierra en donde se originan las vertientes. 

"Si bien se necesita estudios para determinar si realmente las vertientes se secan por los sismos, es muy posible que esto sea así", opinó el especialista.

Luego Ortíz agregó que este no es el único caso en el que se ha secado una vertiente, ya que él tiene conocimiento de que algo similar ocurrió con una vertiente ubicada en la zona de la Quebrada de la Lechuza en la localidad pocitana de La Rinconada. 

Pero esto no es todo porque también se ha dado el caso inverso de que los movimientos de suelo han ayudado al nacimiento de una vertiente. Esto ya ocurrió en el departamento Caucete de acuerdo a los datos con los que cuenta Ortíz. 

Para finalizar, el científico no descartó que esto también pueda tener algún nivel de relación con la sequía por la que atraviesa la provincia. Es que, Ortíz explicó que hay personas que utilizan agua de pozos y es posible que ante la escasez de agua recurran más a las perforaciones y esto haya contribuido, de alguna manera, a que se sequen estas vertientes. 

Lourdes y el agua

Tras el cierre obligado a causa de la pandemia y sus restricciones, hace un mes que reabrieron las puertas del oratorio de la Virgen de Lourdes de las 7 Vertientes y en el primer fin de semana cientos de personas visitaron el lugar. Muchos fueron a buscar agua, ya que se la llevan en pequeñas botellas. 

"La gente se lleva el agua porque tiene mucha fe en la virgencita de Lourdes que guarda una gran relación con el agua. Ella apareció en Francia justo al lado de una vertiente y mucha gente asegura que han bebido esta agua y han recibido un milagro", contó Aballay para explicar el por qué de la importancia del agua en este oratorio. 

Esperamos que para el mes de enero o febrero ya esté brotando agua de nuevo al menos de las 7 vertientes que siempre brotan en verano", concluyó Aballay. 

Historia y testimonio

El oratorio de la Virgen de Lourdes de las 7 Vertientes comenzó el 17 de septiembre de 1997. Según el relato de Aballay, ese día el señor Leonardo Rubiño estaba e su trabajo cuando vio una imagen de la virgen que le pidió que le construya una gruta en una montaña en donde hubiera vertientes y le dijo que en ese lugar iba a encontrar chilcas dulces. 

Tiempo después Rubiño y Aballay dieron con el predio en el que construyeron el oratorio y lograron que una empresa minera les cediera el lugar en comodato. En ese momento comenzaron a recolectar los materiales para hacer la gruta en la cima del cerro, luego llegó el salón en donde se reúnen los fieles y los baños. 

Ahora tras 16 años de funcionamiento, este lugar ya recibió la visita de miles de personas que van al lugar los fines de semanas. Aballay contó que en estos años han recolectado 35 libros con testimonios de fieles que piden por su milagro o que agradecen la ayuda que les dio la virgen. 

Luis y Mario dentro de la gruta enclavada en la cima del cerro. Foto: Sergio Leiva / DIARIO HUARPE.

Una de estas historias de fe es la de Luis Herrera de 53 años, este hombre cumple cada día con su promesa de seguir trabajando por el oratorio y con los años se ha convertido en la mano derecha de Aballay y lo ayuda en todo lo necesario para mantener el lugar en condiciones. 

Este hombre contó que hace 12 años le detectaron un cáncer de páncreas. "Los médicos me desahuciaron, pero yo le pedí con fe a la virgen y logré recuperarme", contó el hombre que hasta pudo volver a su trabajo como albañil.  

Otro de los promesantes llegó mientras este diario estaba haciendo su recorrida. Se trata de Rubén Jofré que va todos los meses a ver a la virgen. "Hace 14 años hice le pedí a la virgen por un nuevo hijo. Al mes mi esposa se quedó embarazada de mi hija Sofía, la primera vez que vine fue caminando con ella en brazos", contó el hombre que dijo que seguirá siempre visitando el oratorio. 

Fe en la montaña

Para reportar errores debe estar registrado.

Iniciar sesión

Para Agregar información debe estar registrado.

Iniciar sesión