AHORA

7 C°

Domingo

7 C° / 18 C°

Lunes

10 C° / 22 C°

Mundo > Tragedia en alta montaña

Ascendió a diez el número de víctimas fatales del atasco en el Everest

Un ciudadano británico de 44 años, y un irlandés de 56, perdieron la vida cerca de la cumbre este viernes.

POR REDACCIÓN

25 de mayo de 2019

Un alpinista británico y otro irlandés perdieron la vida en el Everest. Esto hace que sean diez las víctimas fatales esta temporada de gran atasco en el techo del mundo. Así lo informaron este sábado los organizadores de la expedición y autoridades locales.

"Un montañero británico llegó a la cima esta mañana pero se desmayó y murió solo 150 metros más abajo", afirmó Murari Sharma de la Expedición Everest Parivar. Se trata de Robin Fisher, de 44 años.

Otro organizador confirmó la muerte de un irlandés de 56 años el viernes en el flanco tibetano de la montaña. Decidió regresar sin haber alcanzado la cumbre pero falleció en la tienda de campaña, a un paso de montaña a 7.000 metros de altura.

Esta semana han muerto también un alpinista estadounidense, un austríaco, un nepalés y cuatro indios. Además, un irlandés está desaparecido y dado por muerto tras caer cuando se encontraba cerca de la cima.

Al menos cuatro de los decesos se atribuyen al embotellamiento existente en la llamada "zona de la muerte". La afluencia es tal que se teme que la concesión de permisos se haya hecho en detrimento de la seguridad.

Este año, Nepal concedió para la temporada de primavera un récord de 381 permisos, al precio de 11.000 dólares cada uno. Cada titular de un permiso va acompañado por al menos un guía, a esto se le atribuye los atascos.

En 2012, se produjo una situación similar cuando 260 alpinistas trataron de hacer cumbre en un mismo día aprovechando el buen tiempo, lo que causó una acumulación de gente en el famoso escalón Hillary, una roca vertical de 12 metros que supone el último gran obstáculo antes del techo del mundo. Allí, 179 personas llegaron a los 8.848 metros y cuatro fallecieron por cansancio y mal de altura cuando descendían.

El abarrotamiento supone un gran peligro para los alpinistas y sus sherpas, ya que cada minuto es importante cuando uno depende de una botella de oxígeno para sobrevivir y les puede alcanzar la noche.

FUENTE INFOBAE

Para reportar errores debe estar registrado.

Para Agregar información debe estar registrado.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?