¿Querés recibir notificaciones de alertas?

AHORA

24 C°

Miércoles

18 C° / 33 C°

Jueves

21 C° / 36 C°

Provinciales > Informe especial

Coronavirus en San Juan: qué difícil es hablar de la muerte

Varios funcionarios consultados se mostraron tocados por el tema. 

POR REDACCIÓN

22 de abril de 2020

En algunos departamentos sanjuaninos empezaron a cavar el doble de fosas por si la pandemia se pone mucho peor.

Pero más allá de las cifras ásperas, DIARIO HUARPE halló un denominador común al entrevistar a más de 30 funcionarios para el informe especial: cómo cuesta hablar de la muerte. 

“Me cuesta porque tengo 68 años, soy una persona de riesgo. Y si me toca... a lo mejor no me salvo. O algo que sería peor para mí: que le pasara a algún ser querido, a algún vecino. Sería muy triste y difícil de sobrellevar”, dijo el intendente de Pocito Armando Sánchez, quien dispuso preparar terrenos del cementerio municipal para tener 1.200 nichos ante una emergencia.

En Valle Fértil se acondicionó una hectárea para fosas. Dijo el jefe comunal Omar Ortiz: “Me parece increíble que estemos charlando de esto. Pero bueno, es lo que nos toca”.

“Es duro, pero por más que intentemos evitar el tema hay que trabajar para que no tengamos complicaciones”, dijo el intendente de Chimbas, Fabián Gramajo. Este departamento no tiene cementerio público y ante una crisis debería acordar un plan de acción con el emprendimiento privado Parque Alborada.

“No quiero imaginar lo que puede pasar, porque me preocupa. Hay que rogar que no pase”, dijo el intendente de Calingasta, Jorge Castañeda, quien dispuso 300 nichos. 

El 27 de marzo pasado la Argentina registraba solo 13 muertos por coronavirus, pero la jefa de Epidemiología de San Juan, Mónica Jofré, lloró en medio de una videoconferencia: "En este momento piensen que todos tenemos un familiar que puede contagiarse y lamentablemente no nos vamos a poder despedir".

Los muertos por esta pandemia no tendrán autopsia ni velatorios ni podrán ser cremados. 

Por qué nos duele 

“Es normal que ante la posibilidad de la cercanía de algo que tenga que ver con la muerte, lo primero que se hace es negarla”, dijo el psicólogo sanjuanino Juan Villa. 

"Son mecanismos que tiene el aparato psíquico para defenderse del malestar o la angustia que puede producirle el enfrentarse a determinadas situaciones que son inimaginadas, indeseadas. Es decir: son conductas psíquicas que le sirven al sujeto para no ser invadidos por esos sentimientos”, desarrolló. 

Según el especialista, en un proceso de dolor por muerte, en nuestra cultura, se reconocen 3 etapas: la negación, el enojo y la incorporación de partes buenas de lo perdido para el crecimiento personal.

"Ante la posibilidad de muerte lo que sucede es que surja la negación como anticipándose a ese posible dolor. Algo que todos estamos experimentando ante esta pandemia y la tragedia que se está viviendo, donde la muerte se visualiza como más cercana”, señaló Villa.

 

Informe especial

Para reportar errores debe estar registrado.

Iniciar sesión

Para Agregar información debe estar registrado.

Iniciar sesión