¿Querés recibir notificaciones de alertas?

AHORA

-4 C°

Domingo

-1 C° / 20 C°

Lunes

0 C° / 23 C°

Provinciales > Historias sanjuaninas

La historia del viaje en un día histórico: Mathias la primer persona con DNI no binario en San Juan

En 2020 solicitó el cambio a su DNI para que respetara su identidad de género. La solución en ese momento era "morir civilmente", hoy es una las primeras personas en acceder a ese derecho.

Militante en los colectivos LGTBIQ+, le sanjuanine estuvo en el acto presidencial.

POR Federico Rodríguez
21 de julio de 2021

21 de julio de 2021

Mathias Gael, oficialmente, es una de las primeras personas en el país en tener un Documento Nacional de Identidad y una partida de nacimiento con la denominación “no binarie” y género fluido, respectivamente. Mathias Gael participó en el acto presidencial en la que se hizo oficial el Decreto de Necesidad y Urgencia en la que se suma la nomenclatura “X” para quienes no se perciban dentro de lo femenino y lo masculino. Con esto Argentina es el primer país latinoamericano en brindar un tercer género y el cuarto en el mundo.

Mathias, solicitó en enero del 2020 el cambio de su DNI para ser reconocido como no binarie, la respuesta desde el Estado era “morir civilmente”, es decir, no poder viajar, ni votar, ni trabajar ni realizar un trámite, ser un "fantasma civil". Su vida es entre el trabajo y estudio por lo que ese cambio afectaba directamente su vida cotidiana, en ese momento se resignó a seguir siendo tratado como masculino, pero no dejó de luchar.

Este miércoles 21, las cosas cambiaron. Un recorrido contado para DIARIO HUARPE por quien hoy es protagonista.

72 horas para dar el primer paso

Suena el celular, seguido, ininterrumpido. Recién ahora tiene señal después de una salida al río en Potrerillos, Mendoza. Una voz le pide los datos a Mathias, quien está de vacaciones y disfruta del aire libre después de las restricciones del 2020. El viaje se convierte en un anticipo de una libertad que sucederá en horas. Le llega la convocatoria para el acto en el que se oficializa el decreto N°476/21 en el Museo del Bicentenario, ya que Mathias Gael fue quien pidió cambiar su DNI en el país.

Regresa a San Juan, su mamá “del corazón” le ayuda a preparar las valijas, ropa, algo de plata y algo para comer. “No vaya a ser que te desmayes”, le dice. Es que Mathias tiembla, le cuesta dormir, la emoción se traduce en energía. Sus amistades le felicitan, las disidencias tienden a tener que armarse sus “familias” y sus vínculos. Son ellas, ellos y elles quien le acompañan con un mensajito, un audio, un saludo, un abrazo.

Hay alegría en el aire.

Los pasajes están tramitados, en 12 horas va a estar en Buenos Aires, en 12 horas va a abrazar a une de les tres que reciben el DNI en mano. Mathias lo tendrá el lunes, un pedazo de plástico con sus datos y en el espacio de género una “X”. Ahora podrá viajar, acceder a trámites sociales, inscribirse en su trabajo y en todos habrá una concordancia entre como se autopercibe y como es percibido legalmente.

El lunes será recibido en la provincia que cajoneó la Educación Sexual Integral, la misma que le ofreció como alternativa ser un “fantasma”, la misma en donde el odio se volcó en indiferencia, la misma en la que estudia, en la que se rodea de afectos, la misma en la es elle.

Tercer género

Mathias nunca se sintió cómodo en el binarismo masculino/femenino. Desde el jardín lo “de nenas y lo de nenes” le hacía ruido, eso continuó en la adolescencia y en la juventud. La incomodidad de “una etapa” llevado a cuestas diariamente.

A la incertidumbre hay que sumarle no poder ponerle palabras. Es que la poca representación y la invisibilización hace que sea difícil encontrar un punto en que afirmarse, un punto de partida.

A eso imposibilidad hay que sumarle que hay que explicar qué cosa es une, qué siente, incluso un por qué. La rutina es dar explicaciones como exculparse por lo que se es. Mathias dice que todavía falta un camino que recorrer, pero que este es un paso, uno gigante.

Desde la negación le es más fácil aclarar. Ser no binarie no es sentirse un 50% varón y un 50% mujer, no es sentirse incómode con su cuerpo, no es sentirse sin identidad.

Después de esta disposición, queda por ver a qué edad se podrá jubilar o cómo se asociará a las obras sociales, entre otros puntos que se deben ir resolviendo.

Mientras Mathias habla por teléfono y pasa por la Casa Rosada, hablando por teléfono, se saca una selfie y la manda a DIARIO HUARPE. El sueño de hoy de Mathias es el descanso de años de lucha.

La selfie, horas después de que se oficiliazara el DNI no binario.

Para reportar errores debe estar registrado.

Iniciar sesión

Para Agregar información debe estar registrado.

Iniciar sesión