Publicidad

Judiciales > Rompieron el silencio

La madre de la nena violada en el Colegio Luján confirmó el hecho

En rueda de prensa y tras someter a la niña a Cámara Gesell, la madre confirmó la violación que ocurrió dentro del Colegio Luján.

POR REDACCIÓN

29 de mayo de 2023
Padres y alumnos se manifestaron el pasado martes. (Foto:DIARIO HUARPE)

El pasado martes padres y alumnos del Colegio Luján se manifestaron en la puerta de la institución educativa tras conocerse un caso de presunta violación a una alumna con retraso madurativo por parte de un alumno. Finalmente, tras la decisión de la Justicia de adelantar el pedido de Cámara Gesell, se constató que el hecho efectivamente existió y fue confirmado por la madre de la víctima en rueda de prensa.

De espaldas a las cámaras para preservar la identidad de la niña, la madre de la víctima explicó ante los medios los detalles que le brindó el abogado de la familia una vez terminado el procedimiento dentro de la Cámara Gesell. “Se constató el hecho a través de la Cámara Gesell, pudo contar todo lo que ocurrió”, detalló la mujer.

Publicidad
Registrate al Newsletter Recibí las noticias recomendadas en tu bandeja de entrada

Según explicó la mujer, la niña pudo describir al agresor. Fue el propio abogado quien le brindó a la madre características físicas del alumno señalado. “Cuando llegamos a casa le mostré muchas fotos y en una de ellas me lo señaló”, agregó.

Tras conocerse el hecho, indicaron que existió al menos una persona que podría ser testigo de lo sucedido. “Le pido a ese hombre que estuvo, que se ponga la mano en el corazón y cuente la verdad. Esto le podría haber pasado a cualquiera, podría haber sido su hija o un familiar”.

Finalmente, haciendo referencia a cómo continuará la causa, aseguró que ahora todo se encuentra en manos de la Justicia y esperarán la resolución de la misma. “Lo único que quiero es Justicia para mi hija, que este chico no le haga nada más a nadie”, explicó.

En cuanto al accionar del colegio, la mujer dijo que desde el momento en que se enteró de lo sucedido no volvió a enviar a su hija a la institución. “Dejó de ser un lugar seguro y no iba a exponerla a que le hagan algo, desde ese momento no concurrió más. Le pido que se pongan una mano en el corazón, ya que ellos también son padres, madres o tíos”, concluyó.

Publicidad
Publicidad
Más Leídas
Publicidad