Le dio golpes de puño, la ató a la cama y le puso un trapo en la boca: no irá a la cárcelLe dio golpes de puño, la ató a la cama y le puso un trapo en la boca: no irá a la cárcel

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

AHORA

20 C°

sábado

10 C° / 20 C°

domingo

5 C° / 26 C°

Judiciales > Condena

Le dio golpes de puño, la ató a la cama y le puso un trapo en la boca: no irá a la cárcel

Todo se desató luego de que uno de sus hijos lo golpera sin querer cuando jugaba. 

La mujer lo denunció. Foto: ilustrativa.

POR REDACCIÓN

13 de mayo de 2022

Un caucetero fue condenado por atar a la cama y ponerle una remera en la boca a su pareja luego de golpearla con los puños. Por el hecho, fue condenado a dos años y seis meses de prisión condicional. Es decir, no irá a la cárcel.

El hombre, identificado como H.R.Q., ya tenía una denuncia por lesiones contra su hermano luego de golpearlo con un palo de escoba en el rostro, a la altura de la ceja. Este antecedente se produjo tras discutir con él cuando se negó a prestarle una motocicleta.

El hecho más grave ocurrió el pasado 13 de abril cuando se encontraba en su domicilio en ese departamento junto a sus hijos y su ahora expareja.

Los niños jugaban cuando uno de ellos le lanzó al otro una tijera que terminó impactando en el brazo de H.R.Q. Esto provocó su ira, que descargó contra el pequeño de tres años.

La mujer defendió al niño ante la violenta situación, pero este reaccionó con más furia tomándola de los pelos y golpeándola con sus puños en la frente. Luego, la agredió desde atrás por medio de una de sus orejas y en el rostro a la altura de uno de sus ojos.

Tras este último golpe, la  víctima cayó al suelo, hecho que aprovechó para darle una patada en uno de sus brazos y arrastrarla de los cabellos hasta una habitación deshabitada. Allí, la arrojó a una cama de una plaza y la ató de pies y manos contra la cabecera y pies del catre. Luego, le colocó una remera en la boca para que no pudiera pedir auxilio.

Ante el llanto desconsolado de los menores, el agresor volvió y desató a la mujer para decirle “Todo esto es culpa tuya. Es lo que vos provocas. Quiero que lleguemos a un arreglo, no me denuncies”, le dijo. Tras ser  desatada, la mujer aprovechó la distracción del hombre para pedir auxilio.

La víctima finamente realizó la denuncia en la Unidad Fiscal Cavig (Centro de Abordaje de Violencia Intrafamiliar y de Género) y H.R.Q. fue llevado ante la Justicia donde enfrentó cargos por Lesiones y privación ilegítima de la libertad. Este viernes, finalmente fue condenado a la pena de 2 años y seis meses de prisión condicional y reglas de conducta.

Para reportar errores debe estar registrado.

Iniciar sesión

Para Agregar información debe estar registrado.

Iniciar sesión