¿Querés recibir notificaciones de alertas?

AHORA

22 C°

Sábado

10 C° / 27 C°

Domingo

13 C° / 26 C°

Economía > obra pública y privada

Se viene un pico de construcción en San Juan y temen que puedan faltar materiales 

Lo mismo ocurrió a fines de 2020, por lo que las empresas constructoras han iniciado negociaciones para evitar el desabastecimiento. 

POR Carolina Putelli
24 de julio de 2021

24 de julio de 2021

Para fines de 2021 en San Juan estarán en construcción los barrios que ya empezaron en el primer semestre, la mayoría para afectados por los terremotos, y los que anunciaron recientemente a través del PROCREAR y el IPV. Cada vez más cerca de este pico de construcciones, surge el temor de un nuevo desabastecimiento en materiales. 

Será un momento particular en el que el empuje de la obra pública se combinará también con números relativamente buenos de la obra privada y donde esperan que haya más de 10.000 sanjuaninos empleados en este rubro. Pero el riesgo es que el los proveedores no den a basto y esta oportunidad de reactivación se pierda por problemas como los que registraron en 2020, cuando las acereras nacionales demoraron los envíos y se produjo un cuello de botella.  

El presidente de la Cámara de la Construcción, Julián Rins, aseguró a DIARIO HUARPE que si bien es un fantasma al que le temen, están trabajando para que no suceda. "Nos hemos reunido con funcionarios provinciales para adelantarnos y que no pase lo mismo", aseguró. Es que la experiencia del 2020 tuvo un costo alto para las empresas privadas, sobre todo para las que trabajan en obras públicas. En la actualidad han notado que algunos puntos de venta que tienen problemas de abastecimiento, aunque todavía no es algo generalizado. 

En diciembre del año pasado, los puntos de venta de acero más grandes de San Juan se habían quedado sin barras de 6 y 8mm, las que se utilizan para hacer columnas y sin las cuales no se puede avanzar en una obra. Rins contó que algunas constructoras compraron hasta hierro galvanizado, mucho más caro, para poder seguir avanzando en los plazos previstos. 

"En el caso de la obra pública el más perjudicado es el empresario, porque no puede llegar a las fechas y por lo tanto termina atrasándose a la hora de cobrar y tiene que sacar dinero de sus bolsillos", contó. Por eso, durante los meses en los que no encontraban los materiales buscaban soluciones y alternativas para poder seguir y no sufrir financieramente. 

También la obra pequeña se vio afectada. Según Rins, cuando hay menos llegada de material los vendedores priorizan a los pequeños compradores porque son con los que pueden obtener ganancias. Pero aun así, los precios se ven afectados, el valor de la barra muchas veces sube y, como pasó en diciembre pasado, hasta la obra hogareña de refacción puede quedarse sin material. 

Por eso los empresarios han iniciado conversaciones para encontrar alguna medida preventiva para que no haya faltante. Rins aseguró que esperan llegar con alguna alternativa a los meses de mayor trabajo y confían en que el estatus sanitario, que ya no obliga a las acereras a trabajar con menos personal y menos tiempo, también ayude. 

Para reportar errores debe estar registrado.

Iniciar sesión

Para Agregar información debe estar registrado.

Iniciar sesión