Publicidad

Provinciales > Crisis hídrica

Sequía en San Juan: tras un diciembre seco, las lluvias mejoraron el caudal del río San Juan

El caudal bajó en diciembre y la preocupación era tener que sumar cortas. Por ahora, el nivel del río alcanza para regar fincas sin bajar el nivel de los diques. 

12 de enero de 2023

DIARIO HUARPE anticipó el pasado 5 de enero que el río San Juan no respondió como esperaban en diciembre. Cuando pensaban que iba a llegar un poco más de agua para seguir regando y guardar en los diques, la sequía volvió a golpear. Esta semana el escenario se revirtió y los valores crecieron un poco aunque apenas para sostener el ritmo, confirmó a este medio el Secretario del Agua, Ramiro Cascón.

El mejor día fue el pasado lunes 9. Las fuertes lluvias en la cordillera hicieron que el río San Juan, que traía en promedio 34.000 litros por segundo (l/s), superara los 67.000. Si bien se duplicó el caudal, esa cantidad equivale a dos días de riego. Es que cada día se extraen entre 36.000 y 38.000 l/s para regar las fincas del Valle de Tulum de los diques.

Publicidad
Registrate al Newsletter Recibí las noticias recomendadas en tu bandeja de entrada

Esta variación no se mantuvo los días siguientes y, según los aforos de Hidráulica, a este jueves el ingreso era de 50.000 l/s. Esto quiere decir que no se está guardando casi agua, porque este aumento estaría compensando lo que faltó en diciembre y que se extrajo porque no hubo cortas.

El factor diferencial fueron las fuertes lluvias del fin de la semana anterior y el principio de esta que se dieron en la cuenca alta del Río San Juan, en Calingasta. Esto levantó el aforo a los niveles actuales, aunque como es habitual, el caudal por lluvias no se mantiene, sino que empieza a decrecer poco después. 

Hubo también una nevada en los últimos días, que también podría mejorar el balance general. Pero para esto las temperaturas en cordillera deberían mantenerse, ya que si suben la radiación haría que buena parte se sublime y evapore.

No cortar en enero, el objetivo general

El pasado martes hubo reunión del Consejo de Hidráulica, que tiene la capacidad de votar nuevas cortas si es que se consideran necesarias. Con los números de la semana pasada, dejar de regar algunos días era una medida que buscaban evitar, pero no descartaban.

Publicidad

El problema es que los diques de San Juan están funcionando todos por debajo de los márgenes de seguridad. En noviembre, cuando el río aportó un poco más del agua esperada, habían logrado recuperar parte del nivel de Ullum, apenas unos cuatro metros de cota. Pero si seguían sacando más de lo que entra el riesgo para la infraestructura aumentaba.

La Directora de Hidráulica, Guadalupe López, pidió un informe de situación al EPSE, para analizar alternativas para las próximas semanas. Las opciones eran confiar en algún aumento fortuito, como el que finalmente llegó, o programar alguna corta.

Finalmente, no hizo falta tomar una decisión inmediata y en la reunión del pasado martes se mantuvo todo como hasta ahora: seguirán regando mientras lo permitan los recursos para no afectar a los productores, pero están en alerta y no descartan cambios. 

Pero la irregularidad del aporte cordillerano plantea un desafío a futuro. Es que la temporada 2022 – 2023 empezó con los tres embalses en su nivel más bajo histórico. Por ahora pueden seguir regando usando casi todo lo que llega por el río, pero no logran guardar. La gran duda es cómo llegará San Juan al invierno, cuando no hay deshielo, y al inicio de la siguiente primavera.

Publicidad
Más Leídas
Publicidad