¿Querés recibir notificaciones de alertas?

AHORA

15 C°

Martes

18 C° / 34 C°

Miércoles

18 C° / 33 C°

Duras penas para dos de los tres mendocinos que robaron en una heladería sanjuanina

El robo se produjo el jueves pasado y las víctimas fueron dos empleados del lugar.

El robo lo produjeron los hombres, mientras la mujer los esperaba afuera de la heladería. Foto archivo.

POR REDACCIÓN

09 de agosto de 2021

Este lunes, la Justicia condenó a los tres mendocinos que robaron el jueves pasado en una heladería Di Roma de Santa Lucía. Las víctimas fueron dos empleados del lugar. Uno recibió más de ocho años de prisión y otro, más de tres. La tercera, que es una mujer, recibió una pena de cumplimiento condicional.

Los condenados son Exequiel Lara Palacios, Jesús Lara Palacios –ambos son hermanos- y Paola Molina.  Exequiel recibió ocho años y cuatro meses de prisión efectiva, Jesús obtuvo tres años y cuatro meses de prisión y Paola, seis meses de prisión en suspenso. Es decir, la mujer salió en libertad, pero deberá cumplir con ciertas reglas de conducta.

La noche del robo, era las 21.10 cuando los tres delincuentes decidieron que iban a robar la heladería ubicada en calles de Hipólito Irigoyen y Gorriti. Los dos hermanos ingresaron primero con la excusa de que iban a comprar una torta helada, mientras la mujer hacía de campana o los esperaba a una cuadra del lugar. En el lugar había dos empleados, un hombre y una mujer. 

“Dame todo o te cago a tiros”, amenazó uno de los hermanos. Después saltó el mostrador, palpó a la empleada y la golpeó mientras su cómplice hacía lo mismo con el otro trabajador.

Justo en ese momento ingresó un cliente a la heladería. Uno de los Lara Palacios se abalanzó sobre él y le quitó la billetera. Luego, ambos se marcharon del lugar. Tuvieron que huir corriendo porque el cliente y el empleado varón los empezaron a perseguir, mientras la mujer llamaba a los policías de la Comisaría 5ª, que estaba casi al frente de la heladería.

Dos policías que estaban en la puerta de la sede policial se sumaron a la persecución, que terminó a unos 400 metros del lugar del robo. Allí también detuvieron a la novia de uno de ellos, Molina, que se acercó de manera sospechosa y tenía colgada en su hombro la mochila recién robada.  

Notas relacionadas

Para reportar errores debe estar registrado.

Iniciar sesión

Para Agregar información debe estar registrado.

Iniciar sesión