Publicidad

Farándula

El auge del doblaje latino en los animes

POR REDACCIÓN

30 de mayo de 2022

El doblaje de series, películas y cualquier registro animado ayuda a la fácil comprensión de este en la lengua original de un país. Si hay un género que causa verdadera sensación, este no es otro que el anime. Ideados, producidos y realizados en Japón, no hay prácticamente país en el mundo que haya podido resistirse a los encantos de los dibujos nipones. El principal inconveniente que tiene es que la dificultad de la lengua japonesa es elevada, porque la utilización de fonemas no propios al español latino hace totalmente incomprensible el desarrollo de un capítulo sin un adecuado doblaje.

El problema principal es que en un principio los anime estaban doblados en español para el país de España, obviando el resto de países de América Latina que también utilizan el español como lengua. Para un espectador, muchas palabras, expresiones o modismos quedaban fuera de su alcance al ser propias de ese país. El continente americano engloba una enorme variedad de naciones que, utilizando el español como lengua vehicular, a excepción de Brasil, esta tiene unas características propias que lo hacen diferente. De esta manera, las expresiones propias de argentinas pueden resultar muy extrañas para un espectador de Colombia, de Panamá o de la República Dominicana.

Publicidad

Se comprobó que la necesidad de adaptar todas las series de animación japonesa al español latino era la única manera de darles más credibilidad y hacerlas totalmente comprensibles para cualquier telespectador. Sin embargo, el doblaje no deja de ser una profesión complicada, y más en el caso del anime, en la que se requiere el doblaje de diálogos de una manera muy concreta para que resulten acordes con el argumento de la película o el capítulo en concreto. De esta manera, el doblaje de las series de anime llevaba bastante tiempo.

Registrate al Newsletter Recibí las noticias recomendadas en tu bandeja de entrada

Si echamos la vista atrás, las primeras series de animación japonesas llegaron América latina a mediados de los años 80, hablamos de Mazinger Z. Esta serie llego a México en marzo de 1986, bastantes años atrás que lo había hecho en el resto del mundo. Pronto salió la necesidad de formar a los actores de doblaje para poder realizar esta tarea sin ningún tipo de inconveniente, dando como resultado diálogos creíbles y escenas que fuesen capaces de transmitir toda la intensidad necesaria a los espectadores.

Anime y América latina, tiempos largos de espera

De hecho, cada sesión de doblaje de un capítulo o de una película llevaba muchas horas, porque las dificultades eran muy altas. Además, en un principio no era un género demasiado consumido, centrándose de manera exclusiva en el público infantil. Pero si hay algo que el anime tiene como eje conductor es la capacidad de haber creado una cultura propia que hace que hasta los adultos se hayan vuelto seguidores de la serie de animación. De hecho, hay un género específico, el hentai, que es animación exclusivamente para adultos y que cuenta con una gran cantidad de seguidores.

Podría decirse que el doblaje era algo muy artesano, teniendo que encontrar en un primer lugar los modismos propios del japonés y poder traspasarlos a la lengua de destino sin que resultase algo que chocase al oído. La enorme inversión de tiempo provocaba que los capítulos o las películas llegasen muy tarde a las televisiones o cines de esos países, habiendo incluso algunos de ellos que habían pasado de moda. El sector vio la necesidad de innovar para poder reducir esa franja de tiempo y no provocar que cualquier capítulo o película tardase tanto en ser doblado.
 
Una notable inversión a la hora de formar a los actores de doblaje, así como la mejora de las técnicas, has conseguido reducir de forma espectacular ese tiempo de espera. Actualmente, podría decirse que las series de anime van prácticamente a la par que las que van saliendo en Japón. En el caso de serie de varios capítulos, ha logrado reducirse la diferencia hasta dos o tres episodios con las fechas de emisión en el país del sol naciente. No cabe duda de que esto ha conseguido atraer muchísima más gente al género anime latino.

Publicidad

Algunos de estos ejemplos son: 

  • La tercera temporada de Kaguya-sama Love is War
  • Aharen-san
  • Shingeki no Kyojin
  • Date a Live IV
  • SPY x FAMILY

Todos los animes mencionados anteriormente son animes que están actualmente en emisión en Japón y que solo tienen una diferencia de tiempo de 2 a 3 capitulos. Algo increible e impensable hace tan solo 5 años.

Y es que Internet se ha puesto también al servicio de los seguidores de este género, ya que cualquier estreno he seguido por ellos a través de canales a los que hacer por Internet, sin importar que todavía no esté doblado. Pero ahora tiene la certeza de que en el plazo de unas dos o tres semanas, esos capítulos ya estarán disponibles en audio latino, lo que supone reducir la espera muchísimo tiempo.
 

El regreso de la popularidad del anime a América latina

El género anime cuenta de esta manera con un número creciente de seguidores en todos los países de América latina, que por fin consiguen ver las últimas novedades dobladas adecuadamente en sus lenguas propias. El género se caracteriza por unas historias, a veces compleja, y por el empleo de unos personajes que viven multitud de aventuras.

La característica forma en la que son dibujados es lo que ha dado a este género característico. En países como España, hubo una gran cantidad de series anime que tuvieron muchísimo éxito, como Oliver y Benji, Dragon Ball o Doraemon, todas orientadas al público más joven. Este género aire llegando posteriormente a América Latina, consiguiendo cautivar el corazón de los más pequeños, y generando una corriente de seguidores que ha hecho que el anime goce de muy buena salud a nivel general.

No cabe duda de que la reducción del tiempo de espera a la hora de doblar series y películas de anime ha favorecido que cada vez más seguidores sean capaces de tener a su disposición las últimas novedades provenientes de Japón en un tiempo récord. Además, ha logrado que una nueva hornada de actores de doblaje especializados en este género pongan todos sus conocimientos en conseguir que todos los capítulos y series de anime destinados a América latina gocen de toda la intensidad con la que fueron ideados.

Las perspectivas del sector, dada la reducción de este tiempo de espera, son bastante halagüeñas, porque la gran fábrica de anime de los distintos estudios japoneses no para de idear novedades que van a seguir cautivando a los aficionados al género.

    Publicidad
    Más Leídas
    Publicidad