Publicidad

Departamentales > Buena noticia

Emergencia: una beba nació en el hospital de Valle Fértil

Hace años que se viene trasladando a las parturientas al Hospital Rawson, pero esta vez no hubo tiempo y la nueva vallista llegó al mundo en su departamento.

POR REDACCIÓN

15 de enero de 2023

El nombre de Emily Gordillo Fernández quedará en la memoria de los habitantes de Valle Fértil. Es que después de años en los que los partos no se pudieron hacer en el hospital del departamento, esta pequeña llegó al mundo en el nosocomio vallista.

Emily es hija de Ivan Matías Gordillo y de Micaela Fernández, durante todo su embarazo Micaela siempre supo que en el Hospital Alejandro Albarracín que funciona en San Agustín de Valle Fértil no se hacen partos, por lo que ella siempre pensó que llegado el momento de recibir a su niña se iba a tener que trasladar al hospital Rawson en Capital.

Publicidad
Registrate al Newsletter Recibí las noticias recomendadas en tu bandeja de entrada

Lo que pasó fue que Emily decidió nacer “apurada”. Micaela comenzó a tener contracciones cada vez más seguidas y llamó a la ambulancia. Cuando el transporte médico llegó al hospital el parto era inminente así que los profesionales de la salud del Albarracín se dispusieron a atender a la madre.

La pequeña Emily tuvo algunas dificultades respiratorias, pero ya está mejor. Foto: Gentileza.

Tras algunos minutos, nació Emily que tuvo un peso de 3,400 kilogramos. Los familiares de la pequeña explicaron que la bebé presentó un buen estado general aunque sufrió un poco de falta de oxígeno por eso colocaron una soporte respiratorio durante las primeras horas de vida.

Una vez que madre e hija se encontraron bien y estables fueron trasladadas al Hospital Rawson en donde les harán los controles médicos de rigor para confirmar que la pequeña se encuentra sana y puede volver a casa con sus padres.

El parto de Emily se suma a otro nacimiento que hubo sobre fines del 2022. En este caso fue el hijo de un enfermero del mismo hospital que llegó al mundo de manera imprevista.

Publicidad

Los vallistas cuentan que hace años que el hospital Albarracín no recibe partos y las madres se ven obligadas a viajar 250 kilómetros para que sus niños nazcan en algún nosocomio de la Capital.

Es por eso que estos últimos nacimientos en el Albarracín le dan esperanzas a los pobladores sobre la posibilidad de que los nacimientos se puedan volver a realizar en este departamento.

Publicidad
Más Leídas
Publicidad