AHORA

9 C°

Miercoles

12 C° / 27 C°

Jueves

11 C° / 18 C°

Súper TC2000: los autos perdieron carga aerodinámica y El Zonda será más desafiante

La categoría visitará el difícil circuito sanjuanino por primera vez con estos autos con menor carga aerodinámica y será más desafiante para los pilotos.

POR REDACCIÓN

10 de septiembre de 2019

Los autos del Súper TC2000 perdieron casi un 60 por ciento de carga aerodinámica general, luego del profundo cambio reglamentario de este año, y hoy son más inestables que en temporadas pasadas por lo que se espera que el circuito de “El Zonda-Eduardo Copello”, donde la categoría correrá este fin de semana, sea aún más desafiante de lo que es habitualmente.

“En parte creo que va a ser más peligroso”, señaló Facundo Chapur. Y argumentó el piloto de Citroën: “Vamos a llegar más rápido que antes a los frenajes y el poder de frenado es mucho menor, por lo que creo que se va a complicar bastante en los sectores veloces”. Bernardo Llaver coincidió en los conceptos de su colega: “Va a ser más difícil, sin dudas. Básicamente porque tenemos menos carga aerodinámica”.

El director técnico de Chevrolet, Luciano Monti, aseguró que “los autos van a estar inestables” y advirtió sobre la principal problemática que se les puede presentar en el circuito sanjuanino: “Lo que me preocupan son los frenos, porque nos hemos quedado sin frenos en otros circuitos menos demandantes, y acá si llegamos a tener ese desgaste la piña puede ser muy fuerte contra la montaña”. Al respecto, Marcelo Ambrogio, responsable técnico del Renault Sport, comentó: “Para esta carrera habilitaron el uso de una manguera extra de refrigeración, aunque no se si alcanzará para enfriarlos… Será crítico este tema”.

El ingeniero del Fiat Racing, Mauricio Turdó, le quitó dramatismo a la cita: “El peligro es siempre el mismo, depende del riesgo que se quiera asumir. Lo que sí puede llegar a condicionar la situación es que los frenos hoy se desgastan más que antes y eso puede provocar que se llegue más inestable a las curvas”. Para Ricardo Risatti, piloto oficial de Honda, “la pérdida de carga aerodinámica hará que vayamos más lentos en algunos sectores y eso reducirá el peligro, más allá de que los autos estén más inestables en las frenadas”.

Por su parte, uno de los ingenieros del Toyota Gazoo Racing YPF Infinia, Diego Bruna, sostuvo: “Vamos a tener que trabajar mucho para lograr un equilibrio en el comportamiento del auto que le de confianza a los pilotos, ya que eso es muy importante para que ellos se sientan cómodos en un circuito rodeado de paredones”. Mientras que Ambrogio fue concreto: “Seguro va a ser más complicado, no tengo dudas”.

El ingreso a la “viborita” y el posterior frenaje -con ondulaciones en el asfalto- para ingresar a la chicana (o variante). El tránsito por el desafiante rulo y la entrada al puente. La frenada para la horquilla. Todos sectores claves y que representan distintas dificultades, en un circuito encajonado donde se alcanzan velocidades muy elevadas.

Las curvas que antes se habían transformado en algo más simple, como por ejemplo la entrada a la viborita, ya no creo que vayan a ser tan cómodas”, manifestó Llaver. Y Matías Rossi añadió: “Vamos a llegar más rápido al final de las rectas, por lo que no se si vamos a poder hacer a fondo la viborita”. Sobre ese sector en particular, Ambrogio imagina que probablemente solo en clasificación y con gomas nuevas se pueda entrar al zigzag del final de la recta principal con el pie derecho a fondo.

El rulo también va a ser más complejo porque si bien vamos a transitarlo a menor velocidad, la ida de trompa va a hacer que sea más difícil meterlo”, explicó Chapur. Según Bruna, pasarán por ese sector a unos 10 km/h menos. Mientras que Rossi hizo hincapié en el último sector donde se llegaba a 240 km/h hasta el 2018: “Será muy complicado parar el auto en la horquilla”. Y Llaver apuntó al lugar donde se produjeron los aparatosos accidentes de Matías Milla y Martín Moggia el año pasado, donde se alcanzaban los 230 km/h: “En el frenaje de la variante va a ser muy complicado frenar bien adentro. Se van a bloquear mucho las gomas traseras”. Según Turdó, “las simulaciones indican que las velocidades máximas se incrementarán entre 5 y 10 km/h”, por lo que se llegaría entre los 245 y 250 km/h a la horquilla y a unos 240 km/h a la variante.

El bloqueo de los neumáticos ha sido una constante en lo que va de la temporada del Súper TC2000. Y ese es uno de los aspectos en el que se enfocarán los equipos. “Van a haber muchos más bloqueos de gomas que antes”, remarcó Turdó. Y Ambrogio especificó: “El neumático trasero derecho va a entrar en crisis en el frenaje de la horquilla. Se han roto gomas ahí en otras temporadas y ahora sufrirán mucho más”.

Inestabilidad en los sectores rápidos, desgaste de los frenos y bloqueo de neumáticos. Un combo con el que deberán lidiar los ingenieros y pilotos durante un fin de semana particular, en uno de los circuitos más encantadores y peligrosos de la Argentina.

Fuente: Carburando

Para reportar errores debe estar registrado.

Para Agregar información debe estar registrado.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?