Publicidad

Policiales > Caida en pocito

La casualidad que llevó a Bomberos al rescate del joven en Pocito y qué usó para el robo

La precaria herramienta fue hallada junto al pozo y la llamada al 911 que llevó a los rescatistas hasta el lugar. 

02 de junio de 2022

Una manguera negra reposa a metros del pozo donde el joven de 15 años cayó al pozo de una bomba de agua en una finca ubicada en Calle 7 al oeste de calle Costa Canal en Pocito. En uno de sus extremos hay una soga atada y al final de esta un arnés de seguridad. Con ese precario elemento, el muchacho aparentemente intentó robarse los cables de cobre de esa máquina de riego y tuvo que ser rescatado por Bomberos desde una profundidad de 86 metros tras caer. Rescate que fue posible gracias a la casualidad que lo salvó de una posible muerte.

Es que fue el sereno de la finca y secadero de pasas donde el presunto ladrón ingresó con un cómplice quien avisó a la policía y que casualmente se encontraba despierto y en su casilla. Según relataron fuentes del caso a DIARIO HUARPE, pasadas las 7 de la mañana el cuidador escuchó como golpeaban la puerta de su habitáculo pidiendo auxilio para luego huir.

Publicidad

La soga utilizada por el joven, aparentemente, para cometer el robo. Foto: DIARIO HUARPE

Esa voz le dijo que alguien se había caído al pozo  y, ante la duda y el temor, el hombre llamó directamente al 911. En pocos minutos, cuatro dotaciones de Bomberos de la Policía y Bomberos Voluntarios de Pocito llegaron al lugar y fueron directamente a la boca del agujero donde pudieron hablar con el muchacho.

Luego de tres horas de arduo trabajo, lograron rescatar al adolescente solo con la fractura de su brazo y un principio de hipotermia. Fue trasladado y dejado en observación del Hospital Guillermo Rawson, donde ahora investigarán si es mayor de edad o no y que hacía en ese lugar. Si realmente estaba intentando robarse las extensiones eléctricas, será juzgado en Flagrancia por el delito de Tentativo de hurto. Por otra parte, su cómplice sigue prófugo.

El dramático rescate. Foto: DIARIO HUARPE

El improvisado arnés de seguridad hizo pensar a los Bomberos y personal policial que los dos presuntos ladrones sabían lo que hacían y lo que buscaban. Así también,  que tienen experiencia en este tipo hechos.  Lo cierto es que tanto el dueño de la finca como los vecinos de la zona se quejaron de que los robos de cables y máquinas son una constante en esa zona.

El metro de cable de cobre vale $4.000 y ellos lo venden por dos pesos. Ese es nuestro costo y pasa casi permanente”, dijo Juan José, dueño de la finca, harto de la situación a este medio. 

Publicidad

Otro vecino dijo a DIARIO HUARPE que “esta zona es muy insegura. Tenemos La Bebida y el barrio Valle Grande como vecinos pero vienen de todos lados a robar cables y lo que sea por acá. No hay luz y esto en la noche no se ve nada excepto por los pocos focos que hay. Ya hemos hecho denuncias pero sigue todo igual”.

Publicidad
Más Leídas
Publicidad