¿Querés recibir notificaciones de alertas?

AHORA

10 C°

Lunes

8 C° / 14 C°

Martes

4 C° / 10 C°

Judiciales > A poco más de un año

Tragedia en Pocito: “Esperábamos una condena mayor, mató a dos niñas inocentes”, el descargo de una de las madres

Susana Méndez, mamá de Ailén Páez, cuestionó la condena de cuatro años y seis meses para el conductor que atropelló y mató a su hija y otra niña en 2020.

Susana Méndez sosteniendo la foto de su hija, Ailén Páez. Foto: archivo DIARIO HUARPE.

POR REDACCIÓN

07 de mayo de 2021

El dolor y la tristeza son indisimulables en la voz de Susana Méndez: “Al que roba una vaca le dan seis años de cárcel, a este asesino que mató a dos niñas poco más de cuatro años. Estamos indignados y sobre todo dolidos”, dijo en diálogo con DIARIO HUARPE. La mujer cuestionó lo resuelto por la Justicia. El juez Ricardo Moine homologó un acuerdo de juicio abreviado, realizado por el fiscal Alejandro Mattar y un defensor particular, que se celebró contra Sergio Eduardo Arenas por el homicidio culposo triplemente agravado que resultó con la muerte de dos menores de 11 años.

La mamá de Ailén Páez añadió que se enteró del fallo por los medios de comunicación porque los abogados de las familias ni ellos mismos habían sido notificados. “Estoy mal por todo lo que se ha hecho en la Justicia de San Juan. Han hecho todo a puertas cerradas, incluso antes hubo dos audiencias y ni nos enteramos”, relató.

El 28 de febrero de 2020, cerca de las 22 horas, Ailén Páez y Julieta Farías caminaban por avenida Joaquín Uñac entre calles 13 y 14 con dirección a un kiosco cuando fueron embestidas a toda velocidad por un automóvil. El cuerpo de una de las niñas quedó tendido en el asfalto, mientras que el otro fue arrastrado al menos 200 metros donde finalmente fue encontrado por los efectivos policiales.

Los argumentos de los testigos ayudaron a identificar un automóvil Peugeot 404, pero su conductor se fugó rápido del lugar sin poder ser detenido. Horas más tarde finalmente Arenas se presentó en la comisaría asumiendo que era quien guiaba el vehículo. Las pruebas concluyeron que tenía 1,19 gramos de alcohol en sangre, más del doble permitido por la ley. Sumado a esto tenía la licencia de conducir vencida y su automóvil no contaba con la Revisión Técnica Obligatoria (RTO). Por todo fue condenado por la Justicia a la pena de cuatro años y seis meses de prisión efectiva en el penal de Chimbas más nueve años de inhabilitación para conducir.

“Estamos muy tristes, creemos que es una condena baja. Esperábamos una pena mayor, mató a dos niñas inocentes. Yo voy a seguir luchando hasta el último aliento de mi vida para que este tipo reciba una condena acorde a lo que hizo, quiero la condena máxima para este asesino”, aseveró la mujer entre lágrimas.

Seguidamente Susana afirmó sentirse decepcionada por la Justicia sanjuanina. “Me arrodillé en la tumba de mi hija y le prometí que iba a haber justicia, que su muerte no fuera en vano. Cuatro años y seis meses no es nada, esto no es justicia para Ailén y Julieta. Este tipo en tres años va a estar afuera a gozar la vida, en cambio las niñas no van a salir nunca del cementerio”.

Para finalizar, Méndez insistió con la hipótesis de que Arenas no iba solo al momento de atropellar a las niñas, sino que como afirmaron luego varios testigos al volante del auto iba una mujer y otra persona en el asiento trasero. "Vamos a apelar con nuestros abogados porque queremos que se investigue mejor qué pasó y si iban más personas en el auto, además que haya una condena justa por el asesinato de nuestras hijas", concluyó.

Notas relacionadas

Para reportar errores debe estar registrado.

Iniciar sesión

Para Agregar información debe estar registrado.

Iniciar sesión