Publicidad

Provinciales > En las redes

Tras su renuncia, habló el profesor del cuento de la polémica

Se trata de Juan Esquibel, quien contó su vida, sus sueños y también criticó a los padres que los cuestionaron por un cuento que analizaron en clases. 

POR REDACCIÓN

03 de agosto de 2022

A fines de junio de este año se conoció una polémicagenerada por una serie de cuestionamientos contra un docente de Teatro de la Escuela Normal Sarmiento, quien compartió un cuento en clases. Los padres de los estudiantes criticaron que el texto original de esta obra incluía palabras consideradas como soeces. En medio de los cuestionamientos, el profesor abandonó sus cargos y después publicó un video dando su versión de los hechos. 

El docente en cuestión se llama Juan Esquibel y la polémica en torno a él comenzó después de que un grupo de padres se quejó porque los chicos vieron un cuento de Hernán Casciari que se llama Canelones.

Publicidad

En el texto original de esta obra figuran las palabras "culo, tetas y poronga", todos términos que los papás consideraron como inapropiados. 

La dirección de la escuela apartó al docente del aula y el caso llegó a los medios. El mismo Casciari se metió en la polémica, habló con Esquivel y hasta con la ministra de Educación, Cecilia Trincado.

La investigación siguió y el docente no se reincorporó a su trabajo, hasta que esta semana el mismo joven contó que había renunciado a sus dos cargos y prometió un descargo en sus redes.

Este miércoles el profesor de Teatro publicó un video acompañado de la frase "si un cuento fue el desencadenante de tanta indignación, un cuento tenía que ser mi descargo" y agregó un agradecimiento para su familia.

Publicidad

En la filmación cuenta que desde muy chico siempre amó la lectura y que ya siendo joven estudio teatro, conoció a grandes actores de quienes aprendió.

El video, que dura poco más de siete minutos y está acompañado por una conmovedora música instrumental, continúa con Juan que alude a padres retrógrados, asegura que hubo un ministerio que no admitió "un mínimo pensamiento progresista" y hasta se autodefine como "chivo expiatorio".

Para finalizar parafrasea a Henry Charles Bukowski: "Hay gente que nunca se ha vuelto loca con un libro, que vida tan horrible deben vivir", concluyó.

El video 

NOTAS RELACIONADAS
Publicidad
Más Leídas
Publicidad