¿Querés recibir notificaciones de alertas?

AHORA

22 C°

Sábado

20 C° / 34 C°

Domingo

20 C° / 29 C°

Provinciales > Ciencia y tecnología

"Vino tinta", la tinta para educar en un futuro más sostenible, idea de alumnas sanjuaninas

El proyecto fue seleccionado a nivel Nacional y comenzó el proceso para ser realidad.

Las cuatro alumnas de 6to, son de la Escuela Industrial. 

POR Federico Rodríguez SEGUIR
19 de noviembre de 2020

19 de noviembre de 2020

Pía Cabral, Celina Navas, Alba Páez y Victoria Palma, son las alumnas de la Escuela Industrial que idearon “Vino Tinta” una solución sustentable, ecológica y que en principio significaría una reducción de gastos para la UNSJ. El principio se basa en utilizar el orujo, residuo de la actividad vitivinícola, para fabricar tinta para marcadores. Con esto reducirían ese 25% de residuos que genera la industria, que además se traduciría en minimizar los gastos que tienen las instituciones educativas.

¿Pero cómo algo tan chico puede significar un cambio? En números, solamente la Escuela Industrial cuenta con más de 40 aulas que requieren de marcadores. La idea, además, permitirá realizar investigaciones sobre el orujo.

“Queríamos dejar nuestra huella, y sobre todo llevar a San Juan hacia la sustentabilidad medioambiental, creando conciencia sobre la contaminación producida por el orujo”, dice Victoria.

Vino tinta fue seleccionado, junto con 24 proyectos más, entre 377 propuestas a nivel país. Hasta noviembre de 2021, será mentoreada por la empresa química de origen alemán BASF. Es de esta manera que el proyecto podrá ser realidad.

Gabriel Almada, profesor de las alumnas, comentó a DIARIO HUARPE que la voluntad de participar salió de ellas lo que le llamó la atención, pero también lo hace sentir orgulloso como educador.

Un proyecto remoto  

Por la situación de pandemia, el trabajo fue siempre de manera online. A través de grupos de Whats App y reuniones por video. Cada vez que aparecía algún informe, paper o inquietud, era compartido para que el proyecto continúe.

“A pesar de que, al principio nos resultó complicado acostumbrarnos a esta nueva rutina debido al COVID-19, la pandemia nos permitió encontrar el tiempo para poder dedicarnos a nuestro proyecto, equilibrándolo con las tareas de la escuela y actividades extracurriculares, todo sumado a lo anormal que fue este año,” explica Celina sobre su participación.

Científicas y preocupadas por el futuro

Las cuatro mentes detrás del proyecto fundamentaron su proyecto como una respuesta a la creciente crisis ambiental. Gabriel comenta que la inquietud es un tema trabajado desde hace tiempo por la Escuela Industria, pero que se ha visto en aumento en los últimos años.

Pía comentó que en relación al proyecto, en el futuro  “buscarán  aprender, ejecutar “Vino Tinta” el año que viene, sacar el máximo provecho de las reuniones con BASF y cumplir nuestros objetivos tanto grupales como los personales de cada uno”.

Celina comentó que “sería muy motivador para mí seguir con este proyecto en el futuro y poder lograr mejorar y ampliar el uso de nuestra tinta a otros campos de aplicación, por lo que no estoy cerrada a la posibilidad de poder llegar incluso a trabajar de esto”

Vicky expresó que espera “que todos los estudiantes entiendan que la ciencia está al servicio de las necesidades sociales y que constantemente nos brinda herramientas para poder abordarla. Creo que  “Vino Tinta” puede inspirar a la comunidad sanjuanina a que brinde apoyo a nuevos proyectos e ideas, que generen aportes al cuidado de nuestro medio ambiente y conciencia ecológica, como lo hace la empresa BASF a través del INET que nos da la posibilidad de poner en acción nuestro proyecto.”

Alba cerró diciendo “Por lo pronto, nos enfocaremos en sacar el mayor provecho de esta experiencia, y elaborar el mejor producto posible. Estoy muy agradecida a quienes confiaron en nosotras y en nuestro proyecto, siendo proveniente de una escuela pública, que a su vez depende de una Universidad pública; y elaborado por cuatro alumnas mujeres. Siento que es un logro muy grande, y me gusta pensar que en un futuro tal vez será una inspiración para proyectos ecológicos y sustentables, y para chicas que quieran ingresar a escuelas técnicas.”

Con futuros pensados entre lo científico, las ciencias sociales y el arte, las cuatro chicas comienzan un camino que dejará un impacto en el mundo, y así como en la educación, los frutos los verán las generaciones del mañana. Mientras tanto, las cuatro escriben, con tinta de orujo, un presente que no se conforma con lo que heredaron y paso a paso van hacia una humanidad mejor.

 

Para reportar errores debe estar registrado.

Para Agregar información debe estar registrado.