¿Querés recibir notificaciones de alertas?

AHORA

24 C°

Martes

18 C° / 34 C°

Miercoles

19 C° / 35 C°

Tendencia > A tener en cuenta

Cuidá el bolsillo y el medio ambiente: aprendé a leer las etiquetas

Todos los electrodomésticos poseen una etiqueta que informa a los compradores sobre el consumo de luz y el cuidado del medio ambiente que tiene el aparato.

POR REDACCIÓN

05 de junio de 2018

Los electrodomésticos cuentan con una etiqueta energética que funciona como un distintivo con el que la Unión Europea categoriza los distintos modelos que salen a la venta en el mercado. Este sirve para informar a los compradores y propietarios sobre el consumo que sus aparatos hacen no sólo de luz, sino también de agua.

La etiqueta se encuentra en forma de adhesivo siempre en un lugar visible de los electrodomésticos.

La etiqueta se compone principalmente de pictogramas, para facilitar la comprensión a simple vista por parte del consumidor y que el idioma de cada país no suponga una barrera.

  1. Denominación de tipo de aparato
  2. Identificación de modelo
  3. Resumen de clases de eficiencia energética
  4. Clase de eficiencia energética
  5. Consumo de energía en kWh
  6. Información detallada
  7. Nombre de la reglamentación

La etiqueta clasifica a los electrodomésticos en varias categorías según su eficiencia energética, y que van de mayor a menor eficiencia desde la A hasta la D. La categoría A (de mayor eficiencia) se le añadió las clases A+, A++ y A+++, debido a la mejora energética de los modelos aparecidos los últimos años. De tal manera que la clasificación quedaría así:

Mayor eficiencia o menor consumo:

A+++
A++
A+
Eficiencia moderada o consumo moderado:

A
B
Menor deficiencia o alto consumo:

C
D
Recordemos que las clases E, F y G han sido eliminadas, al retirarse estos modelos del mercado por su excesivo consumo.

Así mismo, la etiqueta recoge la escala de categorías clasificada por colores: verde oscuro para la más eficiente, rojo para la de mayor consumo. Aunque también se especifica numéricamente el consumo anual de energía en kilowatios.

Por otro lado, es importante tener en cuenta la etiqueta energética por el impacto medioambiental que conlleva el uso masivo de electrodomésticos en nuestra sociedad. El aparato que más impacto tiene es el frigorífico que está encendido las 24 horas al día los 365 días al año.

Cada vez son más los electrodomésticos y dispositivos que se conectan a la red eléctrica, como aparatos de aire acondicionado, ordenadores, por lo que el consumo energético se ha duplicado.

Por esta razón, es importante escoger electrodomésticos más eficientes porque optimizan la energía del hogar y por lo tanto son más respetuosos con el medio ambiente.

Para reportar errores debe estar registrado.

Para Agregar información debe estar registrado.