Publicidad

Política > Mejoras en calidad de vida

Diputados dio un paso clave para habilitar a OSSE que llegue con agua potable a todo San Juan

Con este paso, queda todo habilitado para que Obras Sanitarias Sociedad del Estado reciba los $5.000 millones desde Enohsa y ejecute obras importantísimas en seis departamentos.

21 de octubre de 2022

El 100% de los sanjuaninos tendrán agua potable y, el 87%, cloacas, gracias a que, este jueves, la Cámara de Diputados de la provincia aprobó con unanimidad un convenio entre el Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (Enohsa) y el Gobierno de San Juan. De esta manera, Nación aportará $5.390.764.271,45 en obras de saneamiento y de agua potable en Calingasta, Rivadavia, Albardón, Santa Lucía y Rawson. La construcción tiene un plazo de ejecución en un plazo de 18 a 24 meses, contando desde que culmine la licitación. DIARIO HUARPE habló con el presidente de Obras Sanitarias Sociedad del Estado (OSSE), Guillermo Sirerol, la institución encargada de ejecutar la obra, quien contó que, con estas edificaciones, el saneamiento llegará a los 19 departamentos de la provincia.

El proyecto de ley fue votado y aprobado por unanimidad durante la decimocuarta sesión ordinaria en Diputados. A partir de ahora, Enohsa podrá enviar los más de $5.000 millones para realizar cuatro obras de agua potable y dos de saneamiento en diferentes departamentos. Habrá cuatro proyectos relacionados con el agua potable en la provincia.

Publicidad

Primero, por $519.010.321,43, se construirá un sistema integral de provisión y refuerzo de agua potable en Albardón; con una inversión de $1.331.249.366, en Santa Lucía se hará la optimización y ejecución de mejoras en Establecimiento Depurador Bajo Segura. Por otra parte, edificarán el Acueducto Sur en Sarmiento, con una inversión de $821.707.890,94 y, en Rawson, harán el sistema integral de provisión de agua potable “El Médano de Oro”, en el que se erogará $371.381.700,37.

Registrate al Newsletter Recibí las noticias recomendadas en tu bandeja de entrada

En relación con las de saneamiento, se construirá el sistema cloacal Barreal - Calingasta en el que se invertirá un monto total de $1.594.986.538,52. Dentro de este convenio también entra el de La Bebida, en Rivadavia, con una erogación de $753.027.953,65.

Sirerol comentó que este dinero proviene de Enohsa, pero puntualmente de dos programas, el Programa de Asistencia en Áreas con Riesgo Sanitario (Proarsa) y el Profesa. El presidente de OSSE dijo que las edificaciones tienen plazo de construcción de entre 18 a 24 meses. Las licitaciones más cercanas son las de Sarmiento, de La Bebida y de Médano de Oro, ya que tienen un convenio marco ya firmado y, desde OSSE, ya están armando los pliegos para proceder a la licitación.

Cabe recalcar que, con la conclusión de estas obras y las que se encuentran en ejecución actualmente, como lo es el Acueducto Gran Tulum, el agua potable llegaría al 100% de los sanjuaninos. Es que, actualmente, este servicio, proveído por OSSE, está presente en el 98,3% de los hogares. A esto se le suma el 1,4% brindado por las uniones vecinales.

Publicidad

El Acueducto Sur, con 60 kilómetros de longitud, beneficiará a localidades históricamente relegadas en el acceso de agua potable, como San Carlos, Tres Esquinas y los pueblos originarios que habitan la zona. El sistema cloacal de La Bebida, por otra parte, favorecerá a 14.500 habitantes, con 3.200 conexiones. En Médano de Oro serán 3.000 sanjuaninos aquellos que contarán con el servicio. 

En el año 2019, las cloacas en la provincia solo alcanzaban a un 56% de los habitantes. Hoy en día, el porcentaje es del 76% y, con la culminación de las obras financiadas por Enohsa, se espera alcanzar el 87%.

Actualmente, 18 de 19 departamentos tienen sistemas cloacales y, con la construcción del Barreal-Calingasta, ya habría cobertura en todas las jurisdicciones de la provincia. “Con esto ya tendríamos cobertura en todos los departamentos, en mayor o menor medida, pero en todos en fin”, dijo Sirerol.

“Las críticas hacia las obras y los cortes de calles son totalmente válidos, sobre todo porque son obras muy sucias que necesitan de máquinas muy grandes y con mucho ruido. A veces tenemos que romper calles que están recién pavimentadas y eso molesta. Sobre todo, la gente no tiene en cuenta el impacto del servicio que se le va a brindar. Pero estas obras realmente le cambia la vida a la gente”, concluyó Sirerol respecto a OSSE y a su trabajo en la provincia.

 

Publicidad
Más Leídas
Publicidad