¿Querés recibir notificaciones de alertas?

AHORA

19 C°

Viernes

4 C° / 22 C°

Sábado

7 C° / 18 C°

Provinciales > Salud y tecnología

Fabrican en San Juan máscaras reutilizables de alta seguridad contra el coronavirus

Después de tres meses de investigaciones y pruebas, las mascarillas comenzaron a ser fabricadas en la provincia. 

Las mascarillas ya son prducidas en San Juan, actualmente personal del Hospital Rawson lo usa. Foto: Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación.

POR Federico Rodríguez SEGUIR
04 de agosto de 2020

04 de agosto de 2020

Templary SJ-V01 es una máscara reutilizable de alta tecnología con filtros intercambiables. Fabricada y diseñada íntegramente en San Juan, la máscara realizada por la empresa Clanpa permite que los usuarios la usen durante períodos largos de tiempo sin correr riesgos de contagio, además de ofrecer menos resistencia al respirar y protegiendo de salpicaduras, siendo los principales destinatarios el personal de salud y fuerzas de seguridad.

Leonardo Pantano, uno de los involucrados en el proyecto, cuenta que la idea surge junto con Ricardo Azcona, Fernando Velasco como socios y con Jorge Raguza, quien hace la colaboración externa como el ingeniero especializado en nanotecnología en Estados Unidos, con el objetivo de hacer un dispositivo de bajo costo y que tenga un nivel de seguridad que cubra los requerimientos de protección en diferentes situaciones.

La máscara presenta tres niveles de seguridad que están configuradas en base a las recomendaciones de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT). El primer nivel la puede usar cualquier persona para uso normal en la calle, un doctor en una sala o enfermeros en el hospital; el nivel dos está catalogado como de alta seguridad, es decir, puede usarse en quirófano o atención estándar; y el nivel tres es específico por el sólo hecho que es para el uso de personas con alto contenido viral, teniendo un nivel de filtrado aprobado por el Ministerio de Defensa, con un uso máximo de 5 horas.

Los diferentes filtros se adaptan a los distintos usos, yendo desde uno cotidiano hasta personal de salud en contacto con pacientes con covid-19. Foto: Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación

Por otro lado, la estructura de la máscara está realizada en polímero inyectado para uso medicinal biocompatible de alta resistencia mecánica y elástica. Esta estructura es la que permite el recambio de filtros y que éstos no estén en contacto directo con la boca, lo que reduce la humedad y, por lo tanto, el riesgo de contagio, según recomendaciones del Anmat.

Para lograr este nivel de certificaciones se realizaron diferentes pruebas que articularon la Universidad Nacional de San Juan (UNSJ), la Secretaría de Ciencia Tecnología e Innovación (Seciti) y el Ministerio de Producción. Por ejemplo, usaron el microscopio electrónico de barrido (SEM EVO MA10) del Instituto de Minería en la Facultad de Ingeniería de la UNSJ para evaluar la porosidad y analizar cuánto resistía al ingreso de partículas del virus, dado que con este tipo de microscopio es posible tomar imágenes de alta resolución de tejidos.

Cabe destacar que después de estos procesos de análisis, la empresa tiene una producción diaria de 6.000 máscaras y 155.000 filtros.

“Es muy importante resaltar que el Ministerio de Salud de la Provincia hizo un gran aporte generando una primera orden de 5.000 máscaras y de 155.000 que servirían para usar durante un mes, todo esto por supuesto en caso de una emergencia, teniendo este recurso de suma importancia”, relata Pantano.

En la actualidad, los equipos de infectología del Hospital Rawson cuentan con este modelo. La idea es tener un ida y vuelta para analizar cambios y mejoras. En el caso del Hospital Marcial Quiroga dentro de los próximos días comenzarán las pruebas.

Para reportar errores debe estar registrado.

Para Agregar información debe estar registrado.