Publicidad

Provinciales > Renovación

Sismos en San Juan: el Inpres sufre la falta de recambio y analiza llamar pasantes

La planta del instituto sufre desde hace años un envejecimiento de su planta porque Nación no abre cargos. Una alternativa local podría aliviar a los 40 trabajadores.

17 de enero de 2023

El Inpres (Instituto Nacional de Prevención Sísmica) es un organismo nacional que funciona con su sede central en San Juan. Lo crearon luego del terremoto del 77 en la provincia, marcado por el historial de desastres sanjuaninos. Pero trabaja para todo el país, investigando y generando condiciones seguras, ya que no existe los terrenos asísmicos, en cualquier lugar puede haber movimientos. 

A pesar de esto, desde Nación no hubo en los últimos años para mantener el funcionamiento al 100% de la institución. Es que desde Buenos Aires debe llegar la decisión de abrir nuevos cargos para que ingrese personal especializado y esto no ha ocurrido. De tener 130 trabajadores en su mejor momento, hoy solo hay 44 personas, incluidos el único chofer de las movilidades y hasta el director del mismo.

Publicidad

Esta dificultad podría tener una solución, aunque no definitiva. Es que desde el Inpres analizan crear un convenio para sumar pasantes sanjuaninos. Es todavía una idea incipiente, pero el director del instituto, Rodolfo García, dijo que no descartan pedir ayuda al gobierno provincial para financiar esta suma de personal.

Registrate al Newsletter Recibí las noticias recomendadas en tu bandeja de entrada

“Los procesos de apertura de cargos demoran mucho. Necesitamos primero el aval de tres ministerios nacionales, Obras, Ciencia y Técnica y jefatura de Gabinete. Pero además, el personal es muy especializado y hay un proceso de concurso”, explicó el ingeniero civil. Esto hace que haya una demora de al menos un año, incluso si llega finalmente la decisión desde Buenos Aires de ampliar la planta.

Como ejemplo, García explicó que el año pasado lograron regularizar la situación de algunos de sus trabajadores, después de un gran esfuerzo. “Conseguimos que se abrieran cargos para que quienes tenían un contrato que se renovaba año a año pasaran a planta. Fue un concurso que nos tomó un año y medio para personas que ya trabajaban en el Inpres”, detalló.

Esto genera también inestabilidad en el personal. “Los técnicos tienen doctorados, máster, son especializados y no cobran igual que en la parte privada, entonces una empresa minera o petrolera podía llamarlos y no se podía competir”, explicó.

Publicidad

Por eso ahora analizan, además de pedir que se abran lugares para profesionales, lanzar esa convocatoria de pasantes. “La idea es que tanto si quieren o no seguir en el Inpres, puedan también quedar para toda la sociedad sanjuanina, porque estarían especializados”, aseguró García.

Más trabajo que personal

El Inpres realiza tareas en todo el país de investigación de la sismisidad y también es el encargado de mantener el reglamento de construcción según la zona de peligrosidad. A su vez, sus técnicos están involucrados en proyectos de construcción u otros donde los movimientos telúricos son de importancia.

Desde hace años, por ejemplo, trabajan de cerca con las petroleras de Vaca Muerta, ya que hay movimientos sísmicos asociados con el fraking, el sistema que usan para extraer petróleo. Están también vinculados a la construcción de dos presas hidroeléctricas en Santa Cruz y también en los informes de Impacto Ambiental de proyectos mineros. Se involucraron como especialistas en el de Josemaría en San Juan.

García dijo también que quieren “salir de la zona de confort” y participar activamente en proyectos nuevos. Es que por ejemplo, el Inpres debe hacer ensayos y elaborar informes si se quiere aprobar una nueva técnica de construcción en todo el país.

Todo esto deben realizarlo con su planta de especialistas y no especialistas, que disminuyó drásticamente. Un porcentaje de los que hoy trabajan están en condiciones de iniciar los trámites de jubilación, pero no lo hacen para no disminuir aún más la capacidad humana de trabajo.

“Trabajo tenemos muchísimo y nos haría falta hasta duplicar el personal. Pero además, queremos que se solapen los ingresos con la salida de nuestros técnicos, que son reconocidos y convocados en todo el mundo y pueden enseñarle desde la experiencia”, concluyó García.

Publicidad
Más Leídas
Publicidad