Publicidad

Departamentales > Rivadavia

Vecinos del Conjunto 5, hartos de la inseguridad: “Estamos presos en nuestra propia casa”

Aseguraron que los apedreos, las roturas de vidrios y las amenazas son constantes y que ya no saben qué hacer.

POR REDACCIÓN

14 de septiembre de 2022

Los vecinos del barrio Conjunto 5, en la localidad de La Bebida, dicen que ya no saben qué hacer contra la inseguridad que sufren día a día. Los robos, los lanzamientos de piedras hacia las ventanas y los autos son actos constantes, por lo que decidieron denunciar la situación de forma pública para tener una respuesta.

“Vivimos días de terror, el domingo y el lunes nos tiraron piedras, nos insultaron, nos amenazaron, no se puede dormir en toda la noche, tenemos que estar cuidándonos entre los vecinos”, contó a DIARIO HUARPE Laura, una vecina que prefirió resguardar su identidad por temor a represalias.

La mujer hace cuatro años que vive en el complejo habitacional. Cumplió el sueño de tener su casa, pero dice que desde el primer momento comenzó a vivir una pesadilla. “Ya me robaron varias veces, me robaron las ventanas y la celosía”, dijo.

Publicidad
Registrate al Newsletter Recibí las noticias recomendadas en tu bandeja de entrada

El barrio está en La Bebida. Foto: DIARIO HUARPE.

Ella no fue la única víctima de la inseguridad, sino que gran parte de quienes viven en el barrio lo fueron, a pesar de que al final del mismo hay una garita policial. Laura advirtió que ese pequeño espacio tampoco se salva de las piedras de los delincuentes.

“Queremos seguridad para nuestros hijos y para nuestras familias. No se puede vivir, tenemos todos los vidrios rotos, ventanas destruidas por las piedras. La Policía está cansada porque les destruyen los patrulleros”, comentó la vecina.

Según Laura, las personas que provocan estos daños lo hacen para robar. Aseguró que es incontable la cantidad de vidrios de viviendas y de automóviles que rompieron hasta el momento. No obstante, lo siguen haciendo debido a que son menores de edad y, a pesar de que en ocasiones los detienen, los regresan a sus progenitores.

“Son del asentamiento San Justo, que está atrás del barrio. La Policía no puede hacer nada porque son menores, hasta ellos están cansados”, sostuvo.

En el barrio hay efectivos policiales. Foto: DIARIO HUARPE.

Este tema es un motivo que inquieta a quienes viven en el barrio. A fines del 2021 se reunieron con efectivos de la Comisaría 34ª y “se calmó un poco todo”. Aunque este año volvieron a cometer una gran cantidad de delitos, razón por la que decidieron hacer público el panorama.

Publicidad

“Vivimos con la reja cerrada hasta cuando estamos adentro, estamos presos en nuestra propia casa”, dijo Laura.

Ante esta situación, optaron por mantenerse comunicados a través de un grupo de WhatsApp en el que van avisando cada vez que ven a alguien con actitud sospechosa.

“Queremos más seguridad, ya no se puede vivir así”, cerró la vecina del Conjunto 5.

Publicidad
Más Leídas
Publicidad