¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Blues por la ventana de mi cuaderno de tapas amarillas

POEMA

Miguel Montoya Jamed

POR Miguel Montoya Jamed
21 de octubre de 2021

21 de octubre de 2021

Hago una ventana con dos libros, uno de Albert Camus y otro de la Pizarnik, y con dos cuadernos donde escribo mis poemas

la abro de par en par en el cuaderno de tapas amarillas

veo adentro de mi silencio

pongo palabras, en aquella hoja en blanco. Y estoy en ese texto mientras tanto me tranquiliza caminar  las calles

habito un Lugar interminable

la exterioridad no me alcanza el cuerpo, porque es distante de la emoción y está contaminada de ignorancia. La ignorancia del dogma y de las políticas públicas. La historia que escribo tiene la humanidad a escondidas

y el hombre que cruzaba a ciegas la calle

cuando abro la ventana se hace vidente en el Poema 

tengo claustrofobia y hago ventanas de poemas, y de cuentos, y con una prosa breve, y con una sentencia escrita en un renglón

las abro, para espantar

una inquietud, una angustia, el miedo a la brevedad, o tal vez la sombra de la nada

y aun, el fastidio de la exterioridad aunque es superficial y pasajero

en las líneas de mis manos tengo la Palabra

levanto las solapas de mi intimidad y camino las calles por donde van hombres y mujeres que no conozco

disfruto la clandestinidad que voy llevando en la mirada de los otros

camino las calles por donde van hombres y mujeres que conozco, y nos

decimos el nombre, lo pronunciamos

por la Palabra, que es la humanidad de cada uno

el Sol va por donde van las mujeres y los hombres

y por dónde van, ha trazado una línea entre la sombra y la luz

a “la hora de la oración” le cuelgo una hoja escrita que habla de nosotros

 

Abro las ventanas hechas con dos libros y dos cuadernos

y espanto los miedos

me seduce el Misterio de la Vida, la Incertidumbre en la Existencia

las calles no están desiertas

la diversidad de gestos, de cuerpos, de posturas al caminar, simula un mundo colectivo

construyo mi mundo por fuera de la multitud

mi mundo

que tiene las dimensiones de mi libertad. Libertad que es vulnerable  

en las fronteras de mi mundo

y observo

que van y vienen, hombres y mujeres con los hombros levantados, tensos hasta las manos que llevan abiertas, con los dedos extendidos, como si dejasen caer la vanidad y otros vicios del sistema, artos de la inmundicia

o las llevan contraídas en un puño diminuto en el que aprietan la Palabra

son los árboles que se levantan a la oscuridad, son los hombres y mujeres que hacen largas colas en el hospital público

son los que terminan la primaria

los que ignoran su rostro en la televisión y sus dichos en la página del diario

los que nunca compraron un libro

se parecen a los árboles y a las bicicletas

y cuando despiertan, amanecen al día siguiente

hombres y mujeres que siempre amanecen al mañana, para que no se les termine la Vida

son los que no tienen culpa de nada

no habitan los días, cuando llegan al trabajo se los “raya” el patrón, en la libreta de asistencia

y cuando regresan al hogar cuentan: “he sacado el día”

no lo tuvieron

nadie quiere que se le termine la Vida

 

abro todas las ventanas, las que llevo en un libro en mi cartera y en un 

Poema aun sin terminar

cuando enciendo mi máquina de escribir y me quedo a ver el interior de mis silencios, o cuando abro mi cuaderno y busco el comienzo del Poema

o busco el último párrafo de la novela que deje ayer, para seguir

nada me amenaza

me protejo en un Lugar 

porque ahí los hombres y las mujeres no se mueren

no me duele mi soledad en el Mundo

la perfección del hombre y de la mujer es su satisfacción por la Existencia

y yo voy con mis conceptos para soportar la luz. Donde  comienza el Misterio de la Vida pongo en voz alta mis Poemas

he abierto mi cuaderno de tapas amarillas

en esa hoja y en las que siguen esta la Eternidad de los Instantes

van hombres y mujeres tomados de la mano

se besan y caminan por el contorno de las siluetas de las sombras, entonces van hacia la luz

se aman, y tienen que ignorar los mandamientos, ignorar el celibato, ignorar el padre nuestro

van hombres y mujeres que se aman, que se besan y que ignoran

 

he apoyado mi mañana en la ventana

en la ventana hecha con dos libros, uno de Cortázar y otro de John Berger, y con dos cuadernos donde escribo mis poemas

en la contratapa he copiado algo sobre la Lucidez: “La Lucidez es un don y es un castigo, está todo en la Palabra…”

… “en esto se fue la bella alegría animal”

Sí… en todo esto

…me entristece lo inextenso del Presente

sin que haga un gesto o lo repita con frecuencia

me entristece por detrás de mis silencios

dejo la máquina encendida y salgo al jardín, ya hay flores amarillas, ya ha pasado otro Septiembre

yo he nacido en un Septiembre, de hace tantos siglos o de hace cuatro Instantes

la Eternidad está en el interior de cada Instante    

es similar

en el aroma de los árboles, en el color del pasto húmedo, en el grito insistente de los pájaros

por el paseo de la plaza de enfrente van jugando dos niños, uno tiene cinco años y el otro aun no tiene dos, y saltan en un pie la línea de la sombra hacía la luz. Simulan una Rayuela o un Tejo como yo aprendí de niño, a nombrar esa figura que dibujábamos en el suelo

lo que no supe, como saben aquellos dos niños, que el Tejo muestra el Cielo y la Tierra en el mismo plano, en el mismo Suelo de los hombres y mujeres. Ellos lo saben

por eso saltan en un pies  y avanzan hacia la luz

el más grande le cuenta al otro del sentimiento de los árboles y que en algún lado de la línea que saltan hay un secreto vacío

el Suelo de los hombres y mujeres, es solidario a su Identidad

pasan hombres y mujeres con el rostro maquillado, estos no amanecen, el día los espera con el café caliente con tostadas

tienen sus gestos pintados en los murales de la otra esquina, y sus suspiros hacen el clima por encima de los árboles, sus rostros y sus sueños están en la televisión y en los avisos de los diarios

la diversidad que observo desde la ventana, simula un mundo colectivo

los que siempre amanecen al mañana

los que llevan los rostros maquillados, porque garabatean la belleza y simulan la foto del prontuario

¿y los hombres y mujeres que no amanecen porque duermen en las calles?

no tienen historia ni tienen soledad

unos

y otros

que son la diversidad que observo

la definición de la diversidad apuntada en el manual y en la Constitución

¿qué es la diversidad que observo desde la ventana que hago con dos libros y dos cuadernos?

la madrugada se hace en la mesa del Poeta, en el bar de los bohemios

se pone arriba de la almohada, suena en el despertador que algunos tienen en la mesita de luz, en el insomnio del sereno, aun, en el fastidio y la pena de los hospitales

no se hace madrugada para los que duermen en las calles, esos infelices no amanecen

 

cada día hago una ventana con dos libros y dos cuadernos

voy a dibujar una Rayuela que abarque toda la cuadra

para que no haya hombres ni mujeres que duerman en las calles

por el paseo de la plaza ha pasado otro Septiembre

el mayor que tiene cinco, va saltando en un pie, el otro lo intenta y no puede

aun, no tiene dos

miro desde la ventana

Para reportar errores debe estar registrado.

Iniciar sesión

Para Agregar información debe estar registrado.

Iniciar sesión