¿Querés recibir notificaciones de alertas?

AHORA

26 C°

Viernes

18 C° / 33 C°

Sábado

20 C° / 34 C°

Provinciales > Desde este miércoles

Qué pasará con la provisión de cigarrillos ante la cuarentena en el AMBA

Creen que las tabacaleras seguirán trabajando, pese a las restricciones. 

POR Daniela Jácamo SEGUIR
30 de junio de 2020

30 de junio de 2020

Este miércoles 1 de julio comienza a regir una cuarentena más estricta en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y desde las provincias del interior del país ya se especula por el posible faltante de algunos productos, entre ellos los cigarrillos.

Si bien ya hay sectores que hablan de una posible escasez, los kiosqueros locales creen que no tendrán problemas con el stock. 

El presidente de la Asociación de Kiosqueros, Claudio Rymsza, explicó a DIARIO HUARPE que "la cuarentena que regirá en Buenos Aires será por un plazo de 15 días y no creo que este posible parate pueda afectar la distribución de la producción".

Rymsza aclaró que no hay un freno total en las tabacaleras: "Las plantas industriales ya cuentan y aplican los protocolos sanitarios necesarios, y yo estimo que no habría problemas para que sigan trabajando". 

El fantasma de los posibles faltantes de cigarrillos vuelve después de que desaparecieran de los kioscos durante el mes de mayo. Fue tal la carencia y la desesperación por comprar un paquete que se formaban grandes filas para poder adquirirlo. 

Esta escasez trajo consigo una suba en el precio de cada paquete: en las redes sociales se llegó a vender a más de $500. Además, hubo procedimientos de Gendarmería Nacional en los que se incautaron cigarrillos ingresados de países limítrofes como Chile. 

La preocupación está puesta porque las fábricas de cigarrillos en el país son tres y se ubican en el conourbano bonaerense. En Merlo funciona Massalin Particulares, en Pilar está ubicada BAT y Saraní en Avellaneda.

El intendente de esta última localidad pidió a las autoridades nacionales y provinciales aumentar las restricciones de circulación y volver a la fase 1. El funcionario pretende “una respuesta solidaria y única de todo el AMBA“.

Merlo, con casi 800 casos y Pilar con casi 400 contagios, en donde funcionan Massalin y BAT respectivamente, no representan el foco de contagio dentro de la provincia. El problema es que ambas empresas reciben trabajadores desde diferentes puntos de Buenos Aires y esto pone en riesgo los protocolos sanitarios, según explican. 

A esto se suma que las tabacaleras acotaron sus variedades y dejaron de fabricarse algunas de sus presentaciones. De acuerdo a datos nacionales aportados por la Cámara de Kiosqueros Unidos, en la cuarentena cerraron 56.000 kioscos, algunos de manera temporal y otros tantos de manera definitiva.

Para reportar errores debe estar registrado.

Para Agregar información debe estar registrado.