Publicidad

Opinión

Sólo para situarse…

(Compartir mis escritos, tiene el carácter de la historia que en “El libro de los abrazos” cuenta Galeano, en "La función del Arte/1", cuando el niño, ante la inmensidad del mar, dice: - ¡Ayúdame a mirar! - )

Cada “Hombre” necesita aprender, necesita saber, necesita comprender… hace, hace… ““para Situarse”.

Cada “Hombre” aprende, estudia, indaga, investiga, lleva permanente la curiosidad, necesita saber, necesita comprender, necesita descubrir, necesita desocultar. Inconscientemente sólo “para Situarse”.

Publicidad

 “Situarse”, no es lo mismo que “arraigarse”. Arraigarse es, el Sujeto se traslada, va y viene y cada vez, necesita de un nuevo arraigo… El Arraigo, siempre es temporal…

Registrate al Newsletter Recibí las noticias recomendadas en tu bandeja de entrada

“Situarse…” es intemporal. El Hombre es el Tiempo. Entonces: “Situarse” significa la intemporalidad del Tiempo.

 

En la cotidianeidad, hablamos de situación, situarse, situarnos, cuando buscamos referencias inmediatas y temporales… como si quisiéramos exponer permanentemente nuestra necesidad…….suprema.

 

Dice Albert Camus: “...la estatua que todo hombre termina por erigir y endurecer al fuego de los años para vaciarse en ella…”

Publicidad

 

Y en la cotidiana necesidad de situarse, no figuramos, la certeza de que “la estatua se desmorona”.

En aquel procurar “Situarse”, el Sujeto simula.

 

Somos habitantes del “Absurdo”.

Para Albert Camus, el Absurdo nace de la confrontación. Y dice: “Por lo tanto, tengo razón al decir que la sensación de la absurdidad no nace del simple examen de un hecho o de una impresión, sino que surge de la comparación entre un estado de hecho y cierta realidad, entre una acción y el mundo que la supera”.

 

El Sujeto, consciente, racional, poseedor del Pensamiento y la Palabra. “El Hombre que significa”. El Sujeto que construye Sentido. El “Hombre” que es perfecto, ya que no tiene un patrón exterior de comparación. El Sujeto-haciéndose Sujeto, envejece frente al “Mundo” del que no puede construir respuesta……. “la respuesta”.

El Sujeto acaece… Es… frente a la “extrañeza inconmensurable”.

 

El Sujeto acaece… Es… frente “al Misterio de la Vida”.

 

Cada hombre aprende, estudia, indaga, investiga, lleva permanente la curiosidad, intenta saber, intenta comprender, intenta descubrir, intenta desocultar… y ahí el concepto griego de “Verdad…” El “Hombre”, como Ser-ahí, es descubridor, es desocultador. Busca desocultar al Ente que gusta de ocultarse. La Naturaleza se oculta.

 

El Sujeto hace, hace … por la necesidad suprema de “Situarse”.

    Publicidad
    Más Leídas
    Publicidad