Tras la lluvia la calle Lemos se convirtió en una trampa mortalTras la lluvia la calle Lemos se convirtió en una trampa mortal

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

AHORA

16 C°

viernes

11 C° / 21 C°

sábado

5 C° / 20 C°

Provinciales > Pavimento destrozado

Tras la lluvia la calle Lemos se convirtió en una trampa mortal

Se produjo un socavón en el que terminó hundido un camión y hasta los vehículos policiales que fueron a dar asistencia. 

POR REDACCIÓN

26 de enero de 2022

La zona de Lemos entre calles 5 y 6 en la zona de Pocito Norte quedó seriamente dañada y tras la lluvia y esto puso en evidencia que la zona tiene problemas de compactación en el terreno del lugar, ya que produjo un gran socavón en el que se hundió un camión cargado de gaseosas y hasta los vehículos policiales que fueron a darle asistencia terminaron hundidos en el pavimento. 

Después de la lluvia de las primeras horas de la mañana, la calle quedó totalmente anegada. Con el paso de las horas el agua fue bajando y algunos conductores se animaron a circular por allí. 

Este fue el caso de un camión de gran porte que viajaba con un cargamento de gaseosas. Al intentar pasar por el cruce con calle Granaderos el vehículo se hundió literalmente en el pavimento. Toda la parte delantera izquierda quedó totalmente hundido en medio de barro.

 Poco después del incidente los Bomberos Voluntarios de Pocito llegaron al lugar para prestar la primera asistencia no solo al camionero, sino a los vecinos de Pocito Norque que han sufrido las consecuencias de la inundación de la calle. 

También llegaron a la calle Lemos efectivos de la policía que intentaron ayudar al camionero. El problema es que literalmente no se podía pisar en la calzada. Es que primero no se veía la calle y la gente no se animaba a pisar, ya que no se veía el terreno ni sus accidentes.

A esto se sumó que los efectivos que llegaron con sus motos a esta calle también se vieron en problemas. Es que el pavimento se hundía hasta con el peso de los ciclomotores. 

Esto encendió las señales de alerta entre los presentes porque se dieron cuenta de que hasta una pisada podría causar el hundimiento del pavimento. 

En medio de esta situación, el conductor del camión se mostró desesperado por el daño que sufrió su vehículo. Era tal su desesperanza que el chofer no podía contener las lágrimas. Mientras tanto, hubo algunos vecinos que, lejos de conmoverse con el llanto del trabajador, intentaron llevarse una de las gaseosas que este hombre estaba intentando trasladar. 

Además de la zona del hundimiento del pavimento, el resto de la calle en dirección al sur, en la zona del cruce con calle Independencia hubo casas que quedaron totalmente anegadas por la inundación. 

El problema es que muchas de estas viviendas son de adobe y al agua desgastó la parte baja de las paredes con el consecuente riesgo de derrumbe. Varias familias de esta zona optaron por dejar voluntariamente sus viviendas. 

Notas relacionadas

Para reportar errores debe estar registrado.

Iniciar sesión

Para Agregar información debe estar registrado.

Iniciar sesión