AHORA

1 C°

Viernes

5 C° / 16 C°

Sábado

5 C° / 13 C°

Opinión > Análisis

Una compleja jugada de billar con el ojo puesto en el círculo rojo y los mercados

La sorprendente elección del senador peronista Miguel Ángel Pichetto como compañero de fórmula de Mauricio Macri se parece a una de esas jugadas complejas de billar en las que la bola, antes de acertar, tiene que rebotar en varias bandas. Pero probablemente es la mejor opción para Mauricio Macri, que estaba presionado por sus socios radicales a elegir a un hombre o mujer de la Unión Cívica Radical (UCR).

Diego Dillenberger

POR Diego Dillenberger SEGUIR
11 de junio de 2019

11 de junio de 2019

La sorprendente elección del senador peronista Miguel Ángel Pichetto como compañero de fórmula de Mauricio Macri se parece a una de esas jugadas complejas de billar en las que la bola, antes de acertar, tiene que rebotar en varias bandas. Pero probablemente es la mejor opción para Mauricio Macri, que estaba presionado por sus socios radicales a elegir a un hombre o mujer de la Unión Cívica Radical (UCR).

La decisión de mover fuerte en la elección de quien lo acompañaría en la fórmula se había vuelto más compleja y urgente desde el pase de Sergio Massa al kirchnerismo y la decisión de Roberto Lavagna de jugar por fuera de Alternativa Federal: ambos le quitan —aunque no sea mucho— votos a Cambiemos. Con el sepelio del Plan Vidal, que hubiese facilitado ganar a Cambiemos, no quedaba otra que patear el tablero.

Por eso la mejor explicación de qué efecto —más allá de decepcionar a algunos radicales— tendrá la movida Macri-Pichetto la dieron los mercados. Inteligentemente,el Gobierno anunció la fórmula sobre la última hora de operaciones, con lo que logra un fortísimo aval en bonos y riesgo país. Si bien Pichetto no tiene "votos propios" ni "aparato", como Massa, lo que le lleva a Macri es un fuerte simbolismo para recuperar al votante desencantado de Cambiemos que podía irse con Lavagna o elegir por lo menos en las PASO y la primera vuelta, en octubre, otra opción.

Ya solo con una derrota demasiado contundente en la PASO, Cambiemos corre el riesgo de sucumbir si no logra mantener la estabilidad del dólar. Las últimas encuestas volvieron a mostrar que, a pesar de la alta inflación y de la tremenda recesión que afecta a la Argentina, las expectativas de la opinión pública, la imagen del gobierno y las chances electorales de Cambiemos mejoran simplemente con la quietud del billete verde.

Por eso el simbolismo que le aporta Pichetto a Macri es fundamental para el "círculo rojo" y los mercados: Pichetto les da garantías de que Cambiemos tenga la gobernabilidad necesaria para emprender en un eventual segundo mandato algunas de las reformas que no quiso, no supo o se animó a hacer en el primero, lo que llevó al pobre resultado económico con el que termina el primer mandato.

Por lo tanto, esa respuesta de los mercados puede ayudar a mantener la estabilidad del tipo de cambio y la baja del riesgo país, y le pueda ayudar a recuperar a Cambiemos parte de los votos que se lleven ya en las PASO, en agosto, Massa y Lavagna, o incluso el liberal José Luis Espert.

Así, indirectamente y luego de rebotar en varias bandas, la bola en ese hipotético juego de billar termina mejorando las expectativas económicas que, al final, terminen devolviéndole a Cambiemos votos que incluso se irían con la alternativa kirchnerista.

No hay que olvidar que, aun en una situación económica mediocre, las expectativas económicas positivas de unos 43 puntos le permitieron obtener a Cambiemos un resultado global de 42% en las legislativas de 2017. Esas expectativas se habían derrumbado a menos de 25% y, estabilidad del dólar mediante, podrán recuperarse.

Baste como símbolo que Miguel Ángel Pichetto fue el hombre que fue a buscar a un Roberto Lavagna en Cariló y se hizo fotografiar con sus famosas sandalias franciscanas. Esa foto entusiasmó a una parte del empresariado y la clase media como esperanza a una política económica superadora. Ahora parte de la esperanza de esas sandalias se la llevó Macri.

El autor es editor de la revista "Imagen" y conductor de "La Hora de Maquiavelo".

Para reportar errores debe estar registrado.

Para Agregar información debe estar registrado.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?