Publicidad

Judiciales

El forense acusado de abusar de una nena pidió la prisión domiciliaria por problemas de salud 

El hombre, de apellido Recabarren, presentó varios certificados por distintas patologías. La jueza convocó una junta médica para tomar la decisión.  

POR REDACCIÓN

06 de enero de 2022

Eduardo Recabarren, que durante años fue médico forense judicial, cumplió este jueves una semana desde que le dictaron prisión preventiva por el presunto abuso, durante años, de una niña que hoy tiene 11. Pero con el fin de cambiar esa medida cautelar, presentó mediante su defensa y ante la jueza una serie de certificados médicos por supuestos problemas de salud y solicitó la domiciliaria.  

Su defensa había solicitado audiencia y se la otorgaron este 6 de enero en la mañana, aunque la realizaron recién al mediodía. Allí los abogados de Recabarren aseguraron el hombre no estaba en condiciones de seguir detenido. 

Publicidad

Si bien todavía no tiene condena, en la audiencia de formalización se decidió que debía pasar un tiempo preso, ya que podía comprometer la investigación y presentaba peligro de fuga. Por eso, la defensora oficial María Emilia Nielson Ramella cambió de estrategia y esta vez pidió que siga privado de su libertad, pero en su vivienda. 

Una vez que recibió el pedido y los certificados médicos, que son de patologías diferentes entre sí, la jueza Verónica Chicón decidió convocar a una junta médica para que primero verifique si Recabarren sufre estas dolencias. Pero además, son los profesionales los que dirán si las mismas son justificativo para que el forense no pueda estar en el Servicio Penitenciario Provincial. 

No hay un plazo para que llegue esta respuesta, ya que la audiencia quedó en un cuarto intermedio hasta que los médicos le presenten un informe a la Justicia. Mientras tanto el hombre seguirá detenido como hasta ahora.

El caso 

En la denuncia, realizada en el centro Anivi en noviembre, por personal docente de la escuela donde asiste la niña, víctima de Recabarren, destacaron que la nena de 11 años contó a una maestra en medio de una charla de educación sexual que sufría de parte del médico forense tocamientos inapropiados. Los ultrajes ocurrieron cuando ella tenía entre seis y nueve años de edad. 

Publicidad

Tras la denuncia, la niña en Cámara Gesell apuntó directamente contra Recabarren con el que tiene un vínculo (no se especifica para cuidar su integridad). Reveló que no hablaba sobre el tema por miedo o vergüenza. También aportó datos de interés su madre, lo que permitió a los fiscales a pedir la detención y posteriormente la formalización de cargos. 

Recabarren es un médico muy reconocido en San Juan, forma parte de los cuatro médicos que proceden a realizar autopsia en la Morgue Judicial de la provincia, ya sea en casos de muertos por homicidios o siniestros viales. Hace 15 años que trabaja para la Justicia y anteriormente, formó parte por 16 años de la División Criminalística en la Policía de San Juan.
 

NOTAS RELACIONADAS
Publicidad
Más Leídas
Publicidad