Publicidad

Huarpe Deportivo > Video

Escándalo en el futsal de San Juan: árbitro y jugador a las piñas

Ocurrió en un partido de la Fase interprovincial que busca definir a un representante de San Juan en la Liga Nacional.

29 de junio de 2023

La violencia dijo presente una vez más en el deporte de San Juan. En esta oportunidad, fue durante un partido de futsal, donde un jugador y un árbitro se “trompearon” tras una expulsión. Por la agresión, el partido entre el representante de la Liga Sanjuanina y el de la Liga Caucetera debió ser suspendido cuando restaban solo cuatro minutos de juego.

En la noche del miércoles, un partido clave de la Fase Interprovincial terminó envuelto en escándalo producto de la agresión que se propinó un jugador de Huarpes con uno de los árbitros del encuentro. Esto obligó a que el partido fuera suspendido cuando en Caucete, el multicampeón sanjuanino perdía con Ruta 20 por 3-2, cuando restaban cuatro minutos por jugarse.

Publicidad
Registrate al Newsletter Recibí las noticias recomendadas en tu bandeja de entrada

Según pudo observarse en la transmisión de “Este Digital”, todo se desató luego de un peligroso tiro libre en ataque que tuvo el equipo naranja y que impactó en la humanidad de la barrera que había conformado el arquero caucetero. Tras esta jugada, Ruta 20 se lanzó rápidamente en ataque y Oskar Flores, jugador de Huarpes, frenó a quien trasladaba la pelota con un tirón en la parte superior del cuerpo.

Por esta jugada, uno de los árbitros expulsó a Flores con roja directa y de acuerdo al relato del jugador de futsal, el colegiado le propinó un “empujón” cuando este le recriminaba la decisión tomada. Ante esta situación, el jugador de Huarpes le propinó una trompada y el árbitro intentó defenderse de la misma manera, ocasionando que los demás futbolistas intentaran frenar la violenta situación.

Al mismo tiempo, cerca de 10 efectivos policiales intervinieron para que el “escándalo” no pase a mayores. Mientras que los árbitros decidieron postergar el encuentro cuando faltaban solo cuatro minutos y el equipo Naranja perdía por un gol de diferencia.

El jugador involucrado en la pelea dijo a DIARIO HUARPE que junto a sus compañeros se habían sentido castigados durante el encuentro por las decisiones que habían tomado los árbitros. Sin embargo, terminó reaccionando ante el "supuesto empujón que recibió" por parte de quien debía impartir justicia en el encuentro. “Los árbitros fueron un desastre en toda la noche, parece que no conocían el reglamento de futsal. Te quitan las ganas de competir”, exclamó.

Publicidad