Publicidad

Cultura y Espectáculos > Polémica

Fiesta Nacional del Sol: el significado de los collares creados por una sanjuanina que criticó una miss

En la renovación que se hizo para 2020, cuando crearon el rol de embajadoras, Florencia Gutiérrez creó dos piezas únicas y representativas, que una cordobesa comparó con “cencerros”.

13 de enero de 2023

Alina Luz Akselrad se hizo conocida como Miss Universo Argentina en 2020 y sigue vigente hablando del mundo de los concursos de belleza en redes sociales. Esta vez decidió referirse a la Fiesta Nacional del Sol, cuyos cambios inspiraron una crítica feroz de la cordobesa. 

Si bien la joven empezó su opinión en la red social TikTok criticando la eliminación de la figura de reinas primero y de embajadoras después, el foco terminó específicamente en el trabajo de una sanjuanina. Es que Alina despotricó la mitad del video en contra de los atributos de las últimas embajadoras Lucía Ponce y Ana Paula Anzor y los comparó con "cencerros de vaca". 

Publicidad
Registrate al Newsletter Recibí las noticias recomendadas en tu bandeja de entrada

A lo que se refería la joven es en realidad dos collares artesanales, pensados por un equipo local y fabricados por Florencia Gutiérrez, creadora del emprendimiento Piu Pianino. La sanjuanina, que sigue adelante con su arte en metal y otros materiales, habló con DIARIO HUARPE, pero prefirió no entrar de lleno en la polémica con la miss. Eligió, en cambio, rescatar el trabajo realizado hace casi tres años para crear las dos joyas únicas que lucieron las primeras y últimas embajadoras de la FNS.

"Son sus opiniones y las respeto, solo que estaría bueno que respete el trabajo de los demás", aclaró Florencia. Como única respuesta recordó cómo fue el proceso creativo y las características de los collares, que lejos están de ser cencerros. 

Hechas de metal y puro significado

En 2020, antes de que la pandemia "parara la pelota" y antes de que finalmente naciera la nueva propuesta de elección de la FNS, que es la iniciativa Forjar Caminos, un equipo se contactó con Florencia Gutiérrez para encargarle un tipo totalmente nuevo de atributos. La idea era darle una vuelta de 180° a la corona, capa y cetro monárquicos de años anteriores. 

Las dos piezas de orfebrería fueron creadas por la sanjuanina Florencia Gutiérrez.

Así surgieron dos gargantillas, una pieza igual de elegante, pero más cómoda de usar para las jóvenes. El desafío era hacer dos totalmente distintas para las embajadoras, pero que tuvieran un hilo conductor.

Publicidad

"No las creé yo sola, fue el trabajo de un equipo y debatimos durante semanas", recordó Florencia, quien sí se encargó en solitario de la confección. 

Para la primera embajadora crearon un medallón de bronce con piezas de alpaca, formando un círculo en el que también se podía ver la forma de un sol. Lo más destacado es que creaba la sensación de ritmo y movimiento, aunque no lo tuviese. Todo esto representaba la evolución, temática de ese año

Al contrario de lo que criticó la cordobesa de Miss Universo, la gargantilla cobraba importancia con su peso y tamaño. Además de que los materiales tienen una fuerte relación con la historia sanjuanina y andina. 

Ana Paula Anzor lució una pieza que representaba un eclipse. De menor tamaño, pero con igual fuerza simbólica, la gargantilla tiene una pieza de menor tamaño de alpaca y uno mayor de bronce, entrelazados con una sección superpuesta. 

La joven orfebre muestra en sus redes sociales sus creaciones nuevas y también guarda el recuerdo de ese encargo tan especial, rescatando "el trabajo en equipo y significado" de su trabajo. 

Publicidad
Más Leídas
Publicidad