Publicidad

Yo construyo

La forma de utilizar y aprovechar varios elementos para tener un jardín sombreado

Los toldos, velas, pérgolas y techos livianos son unas de las tantas opciones que generarán un lugar placentero en el que los rayos del sol no invaden.

POR REDACCIÓN

19 de enero de 2023

El verano es la estación más agradable para la mayoría de las personas. Es que las temperaturas nocturnas permiten disfrutar el tiempo al aire libre junto a amigos y familiares. Pero, en lugares como San Juan, las temperaturas durante el día son elevadas y la exposición solar puede tornarse molesta y hasta peligrosa si no se toman recaudos.

Para no quedarse siempre adentro del hogar y tener varias opciones de salidas hacia el exterior, hay una serie de alternativas que, además de ser funcionales, aportarán decoración al jardín y espacios verdes de la casa para que también en las horas diurnas estos sitios ocupados para hacer actividades en el exterior.

Publicidad

Velas o lonas

Opción práctica y económica. Para dar sombra a terrazas, patios y jardines no hay nada más fácil y económico que las velas o lonas. Suelen ser triangulares o cuadradas. A esto se le suma que se fijan fácilmente a muros y postes con accesorios. El interesado puede elegir una para dar sombra a un punto concreto o varias para cubrir una superficie más grande.

Registrate al Newsletter Recibí las noticias recomendadas en tu bandeja de entrada

Cuando se produce la instalación, se coloca ligeramente inclinada en vez de completamente plana: de esta forma, se garantiza que el agua de lluvia caiga hacia un lado, evitando encharcamientos y filtraciones. Para garantizar una instalación perfecta, decántate por velas elásticas que te permitirán un tensado perfecto. 

En una zona con clima seco como San Juan y con temperaturas altas, los ideales son los modelos transpirables que te proporcionen frescor.

Pérgolas

Por otro lado, las pérgolas regalan sombra, frescor y aportan decoración. Si el sanjuanino elige una pérgola para la terraza o para el jardín, estará invirtiendo en una solución efectiva a largo plazo. Encontrará una gran variedad de estilos en el mercado: metálicas, de acero, aluminio o las más atemporales de madera. Si se inclina por una de estas últimas, se asegura que cuente con tratamiento de autoclave que protege el material de hongos, termitas e insectos. 

Publicidad

El propietario no necesita un jardín enorme para poder tener una pérgola, ya que se puede adquirir en kit o en piezas sueltas, según el espacio que se disponga. Las más populares son las independientes, pero las adosadas son ideales para espacios más reducidos.

Mallas de sombreo

Si en realidad lo que el sanjuanino está buscando es una solución duradera, práctica y low cost, estas son sus grandes aliadas. Las mallas de sombreo son muy resistentes, no requieren mantenimiento y son muy sencillas de colocar. Además, son muy versátiles: se puede utilizar como solución de sombreo, sistema de ocultación para ganar intimidad o combinar con otros materiales para crear una pantalla total que te proteja de los rayos solares, por ejemplo, para cubrir el techo de una pérgola.

Por si esto fuera poco, estas mallas son también muy útiles para el cuidado de huertos y jardines, ya que son capaces de limitar el exceso de luz y calor, además de actuar como disuasivo de pájaros e insectos.

Materiales naturales

Son una opción ideal si el interesado en mejorar su jardín busca protegerse del sol sin crear una pantalla bloqueadora porque filtran claridad y aportan frescor al ambiente. Algunos de los más populares son el bambú, el cañizo o el brezo, ya que son muy decorativos, no necesitan mantenimiento y se integran a la perfección con el resto de los elementos del jardín. Eso sí, ten en cuenta que al ser materia viva tendrás que sustituirlos periódicamente, puesto que su aspecto irá cambiando y deteriorándose con el paso del tiempo.

Publicidad
Más Leídas
Publicidad