Provinciales > Suplemento

Los vascos: la colectividad invisibilizada que formó parte de la fundación de San Juan

Un hombre de apellido Echegaray, proveniente del país vasco, se quedó a cargo del por entonces San Juan de la Frontera luego de que Juan Jufré se fuera. Además, un departamento y una localidad de la provincia también fueron creados por vascos. 

13 de junio de 2022

Hay colectividades que, con sus idiosincrasias y culturas, se mezclaron tanto con San Juan que, actualmente, es muy difícil diferenciarlas del resto. Este es el caso de la colectividad vasca, que participó de la fundación de la provincia misma, de departamentos y de localidades sanjuaninas. A pesar de que habitaron e integraron el territorio desde hace siglos, no se los tiene muy presentes como colectividad. En medio de la conmemoración del aniversario 460 de la fundación de “San Juan de la Frontera”, DIARIO HUARPE estuvo con representantes del Centro Vasco Eusko Etxea San Juan, quienes resaltaron la importancia de la comunidad en la creación de la demarcación como tal.

Eduardo Ochoa, Lucía Maturana, Silvia Urbicain, Cristina Hornilla y César Baigorri Balza son todos miembros del Centro Vasco Eusko Etxea San Juan, gracias a que sus antecesores, ya sea padres o abuelos, llegaron de País Vasco hacia San Juan. Según comentaron, Juan Jufré llegó a San Juan para fundarlo en 1562 junto a una comitiva en las que venía un vasco de apellido Echegaray.

Por su parte, Maturana afirmó que el fundador de la provincia se fue días después hacia otro destino y que, además de su hermano Luis Jufré, dejó la provincia a cargo de Echegaray. “Los vascos siempre hemos estado, por eso cuando me preguntan cuándo llegamos los vascos, decimos que desde siempre”, dijo.

La lauburu, un símbolo que representa al País Vasco. Foto: DIARIO HUARPE.

Sin embargo, no sólo participaron de la fundación de San Juan, sino que también fueron protagonistas de la creación de un departamento y una localidad sanjuanina. Es el caso de San José de Jáchal, que fue fundado por Juan de Echegaray, un 25 de junio de 1751. Echegaray era vecino del por entonces San Juan de la Frontera y, para lograr su cometido, convocó a españoles, mestizos y aborígenes quienes votaron y lo designaron con el cargo de Justicia Mayor.

A la localidad Marquesado la fundaron dos hermanos vascos, Nicolás y Agustín Echezarreta. Corría el 1890 y la cantidad de habitantes de la zona había aumentado de manera prominente y entonces se les ocurrió juntar a los pequeños poblados que se habían formado y conformar una demarcación con características de departamento. El éxito fue tal que la localidad que crearon tenía más de 60 hectáreas y a todas las vendieron.

La influencia vasca no sólo caló en cuestiones políticas, sino también en temas sociales. Por ejemplo, muchas costumbres y formas de ser de los sanjuaninos, tienen origen vasco. Es el caso de la necesidad del originario de San Juan de siempre retornar al hogar, a la casa. Volver a la etxega (casa en euskera, lengua vasca), es una manera de comportarse meramente vasca, que fue trasmitida, a través de los entrecruzamientos de cultura, a quienes habitan en la provincia.

Un diccionario castellano- vasco y vasco -castellano. Foto: DIARIO HUARPE.

El lenguaje es otra arista muy importante, que saca a la luz la contribución vasca al idioma castellano. La lengua que se habla en País Vasco es el euskera, que es muy diferente a lo que se habla en la provincia, ya que no proviene de lenguas romances (aquellas que provienen del latín). A pesar de estas disimilitudes, quien habla en castellano utiliza palabras del euskera: alud, ángulo, fútbol, museo, opera, pistola, muñeca, pasaporte, presa, atún, auto, protesta, punta, tomate, tonto, etcétera.

Se puede decir, entonces, que la influencia de los vascos en lo que hoy son los sanjuaninos, fue casi total. Esto sin contar que participaron de varias fundaciones políticas, que sucedieron hace siglos.

La llegada de sus ciudadanos a San Juan

El País Vasco es una comunidad autónoma que se encuentra, en su mayoría, dentro del territorio de España. La patria vasca está conformada por el País Vasco y la Comunidad de Navarra, ambas ubicadas en lugar español y el País Vasco francés, que se localiza en los Pirineos, en Francia. Desde casi siempre han tenido conflictos con el resto de España, ante la necesidad de ser autónomos. De hecho, hasta hablan su propia lengua: el euskera.

Un diccionario castellano- vasco y vasco -castellano. Foto: DIARIO HUARPE.

En este sentido, según comentaron los miembros del Centro Vasco Eusko Etxea San Juan, en los períodos más fuerte de inmigración Europea a Sudamérica, en País Vasco existía el “mayorazgo”. Esta norma planteaba que sólo el hijo mayor podía recibir herencia, por lo que a los demás les quedaba la alternativa de ser cura, militar o bien, no tener para comer. Ante este panorama, lo que hacía la mayoría era emigrar de allí.

Otra razón muy fuerte para que los vascos decidieran irse de su país, era el servicio militar. De hecho, la gran mayoría escapó de esta situación llegando a Sudamérica.

El Centro Vasco Eusko Etxea San Juan 

Producto de la gran cantidad de inmigración vasca a la provincia, en 1952 un grupo de vascos y descendientes en San Juan decidieron promocionar y difundir la cultura vasca mediante un centro. A través de reuniones, buscaron acercar a la comunidad sanjuanina los relatos, la música y la cocina de Euskal Herria, territorio europeo donde se desarrolló la cultura de los vascos. Por diferentes motivos, entre ellos el paso de los años y la desaparición física de muchos pioneros, el grupo se debilitó hasta 1998, cuando se presentaron como colectividad en el marco de la muestra “Todos Somos San Juan”.

Hoy por hoy, son un grupo pequeño que no sólo aúna vascos y descendientes que viven en la provincia, sino también a sucesores que provienen de otras provincias de la Argentina, agrupándolos a todos en una misma comunidad. Actualmente, realizan actividades dedicadas a la difusión del euskera, considerada la lengua más antigua de Europa.

Además, también formaron el Coro Ensemble, que reúne a 14 coristas. De manera más reciente, su finalidad es el de formar “dantzaris”, que bailen danzas típicas vascas. Así, conformaron el grupo “Gure Alaia”.

Más Leídas