Perdió todo con el terremoto y este año tendrá su casaPerdió todo con el terremoto y este año tendrá su casa

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

AHORA

4 C°

sábado

4 C° / 8 C°

domingo

0 C° / 10 C°

Provinciales > Historia

Perdió todo con el terremoto y este año tendrá su casa

Junto a sus tres hijos, perdió todo en el terremoto y tras la visita presidencial se renovaron las esperanzas del sueño de la casa propia. 

POR REDACCIÓN

21 de mayo de 2022

El 18 de enero del 2021 a las 23.45 horas la tranquilidad de una típica noche de verano sanjuanina se vio alterada por un movimiento telúrico de gran magnitud generando pánico entre los habitantes de la provincia. Lo que sería el primer terremoto para una gran franja, etaria tuvo una magnitud de 6.4 provocando grandes pérdidas materiales en la zona del epicentro en el departamento de Pocito.

Tan solo 25 segundos bastaron para que miles de casas queden en ruinas en los departamentos de Pocito, Rawson y Rivadavia, tres de los más afectados por el movimiento telúrico. Afortunadamente, y a diferencia de los terremotos de 1944 y 1977, la provincia no debió lamentar víctimas fatales pero miles de personas vieron como en pocos segundos perdían el esfuerzo de gran parte de su vida.

Durante su visita el pasado jueves en la provincia el presidente Alberto Fernández recorrió uno de los barrios que actualmente están levantando para los damnificados del terremoto en el departamento de Pocito. Se trata del barrio Las Pampas ubicado en calle Mendoza entre calles 12 y 13. Hasta el lugar llegaron muchas de las víctimas esperando ver al presidente y poder hacerle llegar algún pedido especial a través de cartas. Junto a carteles y banderas esperaron pacientes a pesar del frío de la jornada.

Entre las cientos de personas que se encontraban en el lugar, expectantes y soñando con lo que en unos meses será su propia casa estaba Zulma acompañada de su pequeño hijo de 4 años. Ella será una de las dueñas de las 788 casas que componen el barrio.

En un relato que comenzó tímidamente, Zulma de 38 años contó que durante la noche del 18 de enero perdió su hogar logrando escapar solamente con lo puesto junto a sus tres hijos. Vio como su precaria casa en el asentamiento de calle Aberastain entre calle 15 y 16 quedó reducida a escombros.

“Nosotros ya estábamos acostados cuando empezó el movimiento y tuvimos que salir corriendo. Fue un susto muy grande. A mi hijo más chico casi se le cae la pared encima”, contó a DIARIO HUARPE.

Con el paso de los días comenzó con la ayuda de vecinos y familiares a rescatar las pocas cosas que le quedaron sanas bajo los escombros y levantando de manera precaria lo que sería durante un mes el techo de sus hijos y ella. “Después del terremoto vivimos un mes bajo un techo de nylon y palo hasta que llegó la asistencia”.

Apenas un mes después del movimiento telúrico la provincia se vio afectada por intensas lluvias que complicaron aún más la situación de aquellos que se quedaron sin un techo. El agua estropeó las pocas pertenencias que lograron rescatar de entre los escombros o terminó de dañar las casas de adobe que ya se encontraban perjudicadas.

Actualmente la mujer y sus tres hijos viven en el mismo asentamiento en una casa prefabricada de las 25 que la provincia de Misiones donó. “Por suerte recibimos una de las casitas pero estamos muy ansiosos por que llegue el día de que nos entreguen la del barrio”.  

Para finalizar Zulma contó que la visita le dio muchas esperanzas de que pronto podrá estar disfrutando junto a sus tres hijos de 14, 10 y 4 años de lo que será su primer casa propia y que no ve la hora de vivir ese momento que tantas veces miró por televisión con la entrega de otros barrios de la provincia.

Para reportar errores debe estar registrado.

Iniciar sesión

Para Agregar información debe estar registrado.

Iniciar sesión