Publicidad

El Cronista > Diplomacia y guerra

Ucrania alertó a la Argentina por los riesgos de una amenaza nuclear de Rusia

El gobierno de Zelensky envió una carta a la Cancillería argentina donde mencionó la amenaza global que hay por la colocación de minas por parte de Rusia en la planta nuclear de Zaporizhzhia. El rol clave que cumple la Argentina en este campo.

POR EL CRONISTA PARA DIARIO HUARPE

Volodímir Zelensky (Foto: gentileza).

Por medio de una nota formal entregada a la Cancillería, el gobierno de Volodímir Zelensky, advirtió a la Argentina sobre una "amenaza inmediata de un incidente nuclear” por la colocación de minas y otras formas de militarización por parte de Rusia en la Central Nuclear de Zaporizhzhia.

La misiva fue entregada la semana pasada por el embajador de Ucrania, Yurii Klymenko al canciller Santiago Cafiero pero aún no hubo una respuesta oficial de la Argentina ante la preocupación planteada por el gobierno de Zelenzky.

Publicidad
Registrate al Newsletter Recibí las noticias recomendadas en tu bandeja de entrada

En la carta que envió Ucrania a la Argentina, a la que tuvo acceso El Cronista, Kiev advirtió que "las agencias de inteligencia ucranianas alertaron que Rusia está considerando el escenario de cometer un acto terrorista en la Central Nuclear de Zaporizhzhia temporalmente ocupada" y destacó que ese "ataque terrorista tendrá consecuencias globales".

El embajador Klymenko transmitió que "al ocupar la Central Nuclear de Zaporizhzhia, Rusia viola gravemente el derecho internacional, las normas y estándares de seguridad nuclear, incluidos los siete principios fundamentales de la Organización Internacional de Energía Atómica (OIEA) en materia de seguridad y protección nuclear".

Accionar de Argentina

Por su parte, fuentes diplomáticas de Ucrania detallaron a El Cronista que aún no hubo una respuesta por parte del gobierno de Alberto Fernández a la carta que envió Kiev.

Pero adelantaron que la administración de Zelensky espera que la Argentina se ponga en contacto y "reaccione de manera activa" en función de que el Director General de la OIEA es el argentino Rafael Grossi.

Publicidad

De hecho, Grossi ya estuvo en otras oportunidades en Ucrania para evaluar los riesgos reales de la invasión de Rusia en el campo de la actividad nuclear y transmitió datos a la Argentina desde la OIEA.

Ucrania también pidió en su momento que la Argentina ejecute sanciones económicas contra Rusia como ya lo hicieron Estados Unidos, Gran Bretaña, la Unión Europea y Canadá, entre otros. Pero la Argentina se niega a aplicar sanciones porque entiende que ello se debe definir por unanimidad en la ONU. 

"El nivel de desafíos y amenazas que enfrenta hoy el régimen mundial de seguridad nuclear debido a la guerra por parte de la federación de Rusia contra Ucrania es extremadamente alto y requiere la consolidación y el fortalecimiento de los esfuerzos internacionales para prevenir el desastre nuclear", dice la misiva que Ucrania mandó a Buenos Aires.

En tanto el gobierno de Kiev aclaró que "como Estado terrorista, Rusia ha violado todos los principios clave del derecho internacional sobre seguridad nuclear y la gran mayoría de sus propias obligaciones legales, pero aun hasta ahora no ha sentido las consecuencias justas por sus crímenes".

De esta manera, Ucrania hizo un llamado a la comunidad internacional, en particular al Grupo de los Siete y a la UE, a tomar las medidas urgentes para prevenir un desastre nuclear en la Central Nuclear de Zaporizhzhia, especialmente a introducir las medidas restrictivas más estrictas contra la industria nuclear rusa y el complejo militar industrial de la federación de Rusia.

"Insistimos en la necesidad de reconocer a Rusia como Estado terrorista y garantizar la inevitabilidad de las consecuencias políticas, económicas y legales por todos los delitos y actividades ilícitas cometidos por ella", finaliza la carta que fue entregada a la Cancillería argentina.

Según se advierte en el anexo de la misiva de Kiev, hace poco llegó un informe de la agencia de inteligencia y del Servicio de Seguridad de Ucrania en donde alertaba del ataque terrorista ruso a la Central Hidroeléctrica de Kajovka, que tuvo lugar. Y un ataque terrorista más, "que, desafortunadamente, está preparándose por los ocupantes rusos en la Central Nuclear de Zaporizhzhia".

En cuanto a Kajovka, la inteligencia ucraniana y el Servicio de Seguridad de Ucrania han reunido nuevas evidencias sobre el modo en que los terroristas rusos volaron la represa y otras estructuras de la Central Hidroeléctrica de Kajovka.

"Fue un crimen completamente deliberado y calculado. En el territorio ocupado, en la Central, que estaba bajo el control total de los ocupantes. Y, lo que es importante, el año pasado habíamos advertido al mundo que Rusia estaba preparando tal acto terrorista. Incluso entonces habíamos advertido, al recibir la primera información confirmada sobre la colocación de minas en la Central Hidroeléctrica", dice la carta que lleva la firma del embajador Klymenko.

La Central Nuclear de Zaporizhzhia es la más grande de Europa y Ucrania alertó sobre los riesgos globales de que hoy esa central esté en manos de Rusia.

Publicidad
Más Leídas
Publicidad