Publicidad

Huarpe Deportivo > Primera Nacional

Con el 43% de efectividad y tras quedar eliminado, echaron a Monasterio y San Martín se quedó sin DT

La comisión directiva de San Martín decidió que el ex arquero e ídolo del club no continúe al frente del equipo.

31 de octubre de 2023

La primera consecuencia de la eliminación de San Martín del reducido de la Primera Nacional por el segundo ascenso a la Liga Profesional tiene nombre y apellido: César Monasterio. El ex arquero y símbolo del club en su etapa como jugador, no seguirá al frente del equipo verdinegro por decisión de la comisión, que le comunicó que la derrota del domingo ante Maipú fue su último partido comandando al equipo.

“Mona” estuvo al frente del plantel durante 34 partidos: 30 por la Primera Nacional y cuatro por Copa Argentina. Tiempo en el que obtuvo el 43% de los puntos en juego, lo clasificó al reducido terminando 7º en el grupo A y logró la histórica participación en Copa Argentina llegando por primera vez a cuartos de final.

Publicidad
Registrate al Newsletter Recibí las noticias recomendadas en tu bandeja de entrada

Tomó las riendas del equipo en marzo pasado, cuando la comisión desvinculó a Andrés Yllana ante la falta de resultados y en su presentación desacó: “Quiero ser parte nuevamente de la historia de San Martín”. Se encontró con un equipo heredado, armado por Yllana y lo fue moldeando hasta encontrar el que mejor le rindió más allá de algunos puestos en los que no tuvo recambio como en el de delantero de área y con capacidad de gol. Que fue el mayor condicionante que tuvo en toda la temporada.

Su mejor racha fue de la 12º a la 14º fecha con tres triunfos la hilo: Temperley (3-1), San Telmo (2-0) y Almagro (3-0) que le dieron el salto para meterse en el lote de arriba para mantenerse siempre en puestos de clasificación al reducido más allá de algunos traspié.

Mientras que el momento más crítico se dio de la 25º a la 27º fecha con tres derrotas: Almirante Brown (1-2), Defensores de Belgrano (1-3) y Estudiantes Río IV (2-3) que puso en duda su continuidad ya que el equipo mostró un flojo rendimiento y merma en la producción futbolística que preocupó.

Y en varios pasajes del torneo de la Primera Nacional estuvo muy cerca de dejar de ser el director técnico, sobre todo cuando los golearon o le sacaron puntos en los minutos finales por no cerrar el partido.

Publicidad

Pero su nombre, el peso que tiene dentro de la historia de San Martín por haber sido el arquero y capitán del plantel que ascendió a Primera en el 2007, lo sostuvo en el cargo. El miedo al fracaso si se lo echaba y tener que buscar otro entrenador fue un motivo para que continuara y también porque logró darle al equipo una identidad de juego. Sumado a que Raúl Antuña ya estaba abocado a la función de manager de la institución y no para volver a ser el DT.

César lo hizo jugar a San Martín y el desempeño fue bueno en gran parte del torneo. Pero lo condicionó la falta de un goleador, de un atacante de área, de un referente en la ofensiva. Y esa falencia se notó siempre, hasta en la eliminación del pasado domingo en la derrota 0-1 sobre Maipú en la primera llave del reducido.

Monasterio propuso un juego y lo plasmó en cancha. Por momentos se floreó. Llegó a estar arriba en el torneo e ilusionó por su intensión y forma de plantear y ejecutar los partidos sabiendo que en el ataque había pocas chances de gol (el máximo anotador fue el volante  Seba González con 6 y luego el lateral izquierdo Leonel Bontempo con 5).

A la par disputó la Copa Argentina logrando la histórica participación llegando a cuartos de final tras dejar en el camino a Aldosivi, Vélez Sarsfield, Argentinos Juniors y ser eliminado por San Lorenzo en San Luis.

El domingo pasado, luego de la derrota y la eliminación en Mendoza, argumentó que quería seguir: “Yo me quiero quedar y me gustaría estar en un proceso para mejorar lo que se hizo porque San Martín te lleva a pelear por cosas importantes”.

Y que iba por la revancha ya que estaba con mucha fuerza para en el 2024 guiar al equipo al ascenso tras el análisis de la temporada: “Fuimos cumpliendo objetivos y superamos lo que San Martín venía haciendo y es un paso adelante por eso el balance de esta temporada es muy bueno”. Pero este martes la comisión directiva lo comunicó a César Monasterio que no seguirá más al frente del plantel y la dirigencia deberá buscar un nuevo entrenador para la temporada 2024 de la Primera Nacional.

El dato

Con Monasterio como DT, San Martín ganó 15 partidos, empató 8 y perdió 11 entre Primera Nacional y Copa Argentina.

Publicidad
Más Leídas
Más Leídas
Publicidad